Connect with us

Opinión

La Cuarta República: Rómulo Betancourt y Carlos Andrés Pérez

Published

on

La Cuarta República: Rómulo Betancourt y Carlos Andrés Pérez

Por: Elsa Pierre Sánchez

(Segunda Parte)
¡Continúo comentándoles éstas mis vivencias del pasado con el objeto que tanto mis nietos, como la gente joven que me lee, puedan hacerse una idea de cómo actúa un régimen totalitario y cómo se comporta una democracia!

Rómulo Betancourt fue postulado por su partido Acción Democrática y electo presidente Constitucional de la República de Venezuela en diciembre de1959 para el periodo 1960-1964 y el Congreso Nacional, también recién electo, se abocó de inmediato a la elaboración de una nueva Constitución, es decir, la de la Cuarta República, cuyo texto fue refrendado por el entonces ministro de Relaciones Interiores, Dr. Luis Augusto Dubuc en 1961. Esta Carta Magna fue discutida y aprobada por consenso de los congresistas pertenecientes a diferentes partidos políticos pasó a sustituir la que estuvo vigente durante el régimen dictatorial del General Marcos Pérez Jiménez, quien fue derrocado el 23 de enero de 1958.

A Carlos Andrés Pérez quien fuera ministro de Relaciones Interiores de Rómulo Betancourt le tocó combatir la guerrilla. Este fue un periodo muy duro, sumamente difícil. Hubo que salirle al paso a la izquierda que estaba motivada con lo sucedido en Cuba, con Fidel Castro a la cabeza.

El gobierno tuvo que enfrentar la escalada de alzamientos de los militares que no se adaptaban a la democracia, que apenas estaba dando sus primeros pininos. No le fue fácil a Rómulo mantenerse en el poder. Fue muy inteligente de su parte valerse del Pacto de Punto Fijo para lograr el apoyo de Rafael Caldera y de Jóvito Villalba, líderes fundamentales de los partidos Copei y Unión Republicana Democrática y a su vez la aceptación de las fuerzas vivas, o sea, los gremios, los sindicatos, las Academias, las universidades, los medios y demás sectores independientes, evitando así la completa desestabilización política y económica del país.

Alzamientos militares como el de Castro León en el Táchira, el Porteñazo, que fue la sublevación de la Base Naval de Puerto Cabello; el Carupanazo, que consistió en una insurrección militar en Carúpano, y pare usted de contar otros brotes que mantenían al gobierno en permanente alerta.

Los dirigentes comunistas Teodoro Petkoff, Pompeyo Márquez y Guillermo García Ponce, cabecillas de la lucha armada en Venezuela, protagonizaron una espectacular escapada del Cuartel San Carlos donde permanecían detenidos por sus prácticas terroristas. Ellos, después de acogerse a la pacificación promovida por el Presidente Rafael Caldera durante su primer mandato, así como otros comunistas y miembros de la izquierda , obtuvieron sus curules en el Congreso Nacional participando activamente en las oportunidades que el sistema les brindó, mediante elecciones democráticas libres, transparentes y confiables; llegando posteriormente a ocupar altos cargos públicos, como es el caso, por ejemplo, de Teodoro Petkoff, que incluso fue candidato a la Presidencia de la República.

El gobierno de Rómulo Betancourt no solamente tuvo ataques por parte de la izquierda y de los militares, sino también por miembros de su propio partido, el cual sufrió varias divisiones. La primera fue la del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), que se llevó a excelentes líderes como el Dr. Domingo Alberto Rangel y la mayor parte de la juventud de Acción Democratica; el Dr. Raúl Ramos Giménez, quien formó tienda aparte, fundó el Partido Revolucionario de Integración Nacional (PRIN) y el maestro Dr. Luis Beltrán Prieto Figueroa quien aglutinó a gran parte de la militancia en su partido Movimiento Electoral del Pueblo (MEP).

Don Rómulo Betancourt también fue víctima de un atentado criminal, perpetrado, desde el exterior por el dictador de la República Dominicana, Rafael Leónidas Trujillo (Chapita Trujillo). En este atentado falleció su jefe de la Casa Militar, el coronel Ramón Armas Pérez y Rómulo sufrió quemaduras en las manos y perdió parte de la audición.

Fueron muchos los obstáculos que tuvo que sortear el presidente Rómulo Betancourt para culminar su mandato, hasta el punto que se ganó el título de “Padre de la Democracia”, la cual duró toda la segunda mitad del siglo XX.
Carrizal, 05- 06-2021

En la gráfica el Presidente Betancourt conversando en los pasillos del Palacio de Miraflores con Elsa Pierre Sánchez y Telesila de Armas, secretarias del Despacho

Gente de Hoy presenta contenidos en política, economía, opinión, farándula, turismo, entretenimiento, hoteles, educación, mundo gastronómico, deportes y temas de investigación de relevancia en Estados Unidos, América Latina y el mundo.

Continue Reading
Advertisement