Connect with us

Códigos de amor

Yllen: Mi primer y único amor

Published

on

Yllen: Mi primer y único amor

Hay personas que viven verdaderas historias de amor. Seres humanos que tiene el privilegio de conseguir a su alma gemela, esa es la historia de una hermosa mujer, quien vivó el amor verdadero: Yllen.

La protagonista de esta historia viene de una familia muy pobre, eran cinco hermanos, ella era la segunda, el menor falleció joven. Sus padres se separaron cuando ella tenía 8 años.

Mi papá se fue y nos dejó – recuerda Yllen – “para cuidar de nosotros y sobrevivir, mi madre lavaba la ropa de los soldados en un cuartel”.

La hermana mayor, estudiaba de noche, y en el día ayudaba en la cocina a una familia argentina, que tenía años en el país. Yllen estudiaba en el colegio República del Brasil, que era gratuito, porque tenían un convenio con el Estado.

Las vacaciones escolares eran de tres meses: enero, febrero y marzo, regresaban a clases en abril. Yllen aprovechaba esas vacaciones para buscar trabajo, “en lo que fuera”. Ese dinero le servía para comprarse los útiles escolares y ayudar en la casa a su mamá. Trabajó en una fábrica de chocolates, en una textil y en una de correas y carteras.

La secundaria la hizo en el colegio privado “Corazón de Jesús”, donde ingresó becada por las buenas notas que obtuvo en la primaria. Al terminar la secundaria se fue a estudiar enfermería en la escuela del Hospital Arzobispo Loayza, a los 3 años salió graduada de enfermera, entonces comenzó a trabajar en la Maternidad de Lima, para ese momento tenía 19 años.

Vivía en los barrios altos, en un pequeño solar de cuatro apartamentitos. Una de sus vecinas trabajaba de boletera en un cine de primera categoría.

El día de su cumpleaños hizo una fiesta y la invitó, allí conoció a varios compañeros de su trabajo, entre ellos había un joven que era operador en el cine, quien pasaba las películas, desde el mismo momento en que los presentaron comenzaron a bailar. Yllen era una gran bailarina y hacían una buena pareja.

Se enamoraron con un amor profundo y apasionado, desde ese día, no se separaron nunca, fue su primer y único amor.

Se casaron y tuvieron cuatro hijos, tres mujeres y un varón, para ese entonces había reaparecido el papá y comenzó a mandarle algo de dinero mensualmente a su mamá, así se arregló un poco más la situación económica en su casa.

De todas formas se puso a trabajar de enfermera en el Hospital Militar Central, allí trabajó 10 años y cuando salió de vacaciones, fue invitada a Venezuela. Le dejó un poder amplio a una de sus hermanas, le dijo que si le iba bien y conseguía trabajo bien remunerado y rápido, introdujera su renuncia al trabajo.

Partieron a Venezuela con la ayuda de un hermano, para asistir a una celebración de aniversario, tomaron un barco y salieron con sus cuatro hijos. Cuando llegaron al país se enamoraron de esta tierra y decidieron quedarse en el hermoso país que los acogió.

– Llegamos un día de carnaval, en el año 1969. Conseguí trabajo enseguida en la Clínica Aguerrevere, trabajé allí 10 años, luego me fui al Hospital de Clínicas Caracas. Luego a un consultorio privado. Descansaba sábados y domingos. Con este doctor trabajé 30 años.

Su esposo desde que llegaron a Venezuela trabajó por su cuenta, como electricista. Sus hijos siguieron sus estudios en Venezuela.

-En Venezuela cumplimos nuestras bodas de oro, mis hijos las celebraron a lo grande, mi esposo falleció hace 10 años, desde entonces camino sola a todas partes. Tengo muchos y muy buenos amigos, que siempre están pendiente de mí, además camino siempre con Dios, él es mi pastor nada me faltará y nada malo me puede pasar. Algún día me reencontraré con mi único y verdadero amor.
Por: Daxy Oropeza

Gente de Hoy presenta contenidos en política, economía, opinión, farándula, turismo, entretenimiento, hoteles, educación, mundo gastronómico, deportes y temas de investigación de relevancia en Estados Unidos, América Latina y el mundo.

Continue Reading
Advertisement Litecoin Miner - Mine and Earn free Litecoin