Connect with us

Códigos de amor

¿Son los abuelos esclavos del cuidado de sus nietos?

Published

on

Todos tenemos cerca de una abuela esclava, Hagamos de ella una abuela feliz

Autor: Edicta Gómez Merchán.-* Los abuelos ya cumplieron su meta al haber criado a sus hijos, sin embargo se considera que a veces los exprimen como si fuesen limones, los abusan dándole responsabilidades que no les compete, los explotan y estafan y de paso tienen que soportar las malcriadeces originadas por la falta de disciplina de unos padres permisivos y sin carácter.

Estas personas son hermosas, con ellos se comparten bellos momentos, pero se les debe respetar su tiempo y su espacio. Hay quienes consideran que a veces los hijos son conchudos y aprovechados con esos lindos viejitos. Ya ellos criaron, hay que dejarlos disfrutar del tiempo que les queda de vida.

Sin embargo, para un adulto mayor cuidar de su nieto es un enriquecimiento emocional, siempre y cuando no sea de manera impositiva, a éstos se les ve con más amor y tolerancia, a esta edad el abuelo tiene más paciencia y por supuesto está cargado de experiencias que van enriqueciendo a los niños a medida que van creciendo, pero de allí a que les causen estado de angustia hay un trecho bien largo.

Se ven por la calle cargándole el morral al nieto, otros a duras penas tomando el transporte público, lonchera en mano y hasta en brazos porque se quedó dormido el pequeño de estar todo el día en la calle, cuando estos abuelos están es para que los cuiden. Hay niños que agotan, cansan y ya por la noche lo que está es exhausto.

También se abusa de los abuelos cuando lo lleva y lo busca al colegio, le hace payasadas para que no llore, lo engaña para que se tome la sopa, le echa cuentos para que se duerma, pero por favor considere y evalúe la realidad de sus padres. ¡Use pero no abuse!

Se le puede echar una manita a los hijos y de común acuerdo, pero si los padres no tienen ningún compromiso, respetando las ocupaciones y la vida propia de cada uno de estos.

El síndrome de la abuela esclava

– ¿Qué es el síndrome de la abuela esclava? (Antonio Guijarro 2001)
El síndrome de la abuela esclava, es una enfermedad grave, que afecta a mujeres maduras sometidas a una sobrecarga FISICA y EMOCIONAL y que origina graves y progresivos desequilibrios, tanto somáticos como psíquicos;

– ¿Qué manifestaciones físicas presenta?
Hipertensión arterial, padecimientos metabólicos como la diabetes, sofocos, taquicardias, dificultad para respirar, mareos, hormigueos, desvanecimientos, cansancio (debilidad y decaimiento), caídas fortuitas.

– ¿Qué manifestaciones emocionales presenta?
Malestar general, ansiedad, tristeza, desánimo, falta de motivación. A veces sentimientos de culpa por su malestar. En momentos de crisis piensan en el suicidio como única salida.

Es un fenómeno muy frecuente en nuestra sociedad y además está reconocido por la O.M.S como MALOS TRATOS hacia la MUJER. La importancia de este síndrome radica en que puede llegar a ser potencialmente mortal, el altísimo grado de sufrimiento que provoca y el gran deterioro de la calidad de vida de la propia afectada y de su entorno familiar.

Entre los factores que predisponen a padecer este síndrome, podemos resaltar los siguientes:
Realizar trabajos o actividades extra-domésticas además de sus obligaciones de ama de casa (cuidado de los nietos), familia numerosa, tener familiares incapacitados o enfermos a su cargo, acumulación de obligaciones, entre otros.

El perfil psicológico y social de las mujeres que padecen o pueden padecer este síndrome, destacamos: Mujeres de mediana edad, con excesivo sentido del deber y la responsabilidad. No suelen quejarse de la situación con la debida elocuencia o expresividad. Pueden ser de cualquier clase social.

Estamos frente a un problema con un difícil diagnóstico, debido a que la paciente suele negar que está sometida a estrés por razones familiares o culturales, aunque sabe que tiene demasiadas responsabilidades porque cree que puede con todo y piensa que su malestar se debe a otra cosa.

Por su parte la familia se mantiene ajena a esta situación (no quieren ver la realidad), consideran que la única culpable es la abuela, que se niega a delegar responsabilidades, e incluso que la abuela se ha vuelto desinteresada y distraída o que está chocha.

El tratamiento de esta enfermedad consiste en liberar a la abuela de cargas, buscar el equilibrio entre sus capacidades y responsabilidades, cariño y comprensión familiar. Y además ayudar a estas mujeres a reconocer sus límites, tanto físicos como emocionales.

Reflexionemos:
¿A quién se recurre para cuidar a los niños?. Pues a otra mujer de la familia, que suele ser casi siempre la abuela materna, una de las estrategias más utilizadas en nuestro país.

¿Cómo se delega en las abuelas? Ocasionalmente: cuando hay que dejar a los hijos de forma puntual, esta situación no genera grandes problemas.
Sistemáticamente: la abuela es la principal responsable del cuidado de los nietos, esta situación genera estrés y sobrecarga, y es la que puede originar que las abuelas empiecen a padecer este síndrome.

¿Por qué se delega en las abuelas de forma sistemática? Por no contar con recursos económicos para niñera o guardería, porque existen lazos afectivos, por comodidad o porque es gratis.

La abuela también tiene estrés: Como es bien sabido, el estrés no es exclusivo de determinadas profesiones. Situaciones donde las responsabilidades superan las capacidades, originan estrés (muchas abuelas se encuentran en esta situación).

Aun cuando sean pequeños problemas, contrariedades que ocurren cotidianamente o situaciones repetitivas a lo largo del tiempo, ocasionan situaciones indeseables, estresantes

-¿Cómo respondemos ante situaciones de estrés? Con respuestas físicas, pulso rápido, aumento de la sudoración, estómago contraído, dientes apretados, respiración entrecortada y rápida, brazos y piernas en tensión, incapacidad para estar quieto.

Respuestas psíquicas tales como: Incapacidad para concentrarse, dificultad para tomar decisiones. Pérdida de la confianza en uno mismo, preocupaciones y ansiedad, miedo irracional o pánico. Irritabilidad o tendencia a ponerse colérico. Anhelos insaciables.

Respuestas de conducta como aumento en el empleo de los medicamentos. Tics nerviosos o manías, agresividad. Distracción, proclividad a los accidentes. Comer en exceso o falta de apetito, insomnio…

Consecuencias del estrés: Cansancio emocional: sentimientos de agotamiento. Despersonalización: actitud fría y distante (encerrarse en sí misma, mal carácter). Baja realización personal: insatisfacción y descenso del auto-estima.

¿Porque se sienten comprometidas las abuelas? ¿Porque no se liberan de estas cargas? ¿porque asumen estas situaciones como suyas?…
Por la educación y valores aprendidos, porque se sienten responsables del permanente cuidado de la familia y porque es una forma de seguir sintiéndose útiles.

¿Por qué es la abuela y no el abuelo?
Nuestra cultura androcéntrica nos ha enseñado que la mujer es la cuidadora natural. Los hombres asumen el rol de cuidador solo cuando no existe o no está disponible un miembro femenino de la familia. El abuelo tiene otras funciones más ociosas con los nietos (juegos, paseos, cuentos).

¿Qué es una abuela feliz?

La que aporta bienestar a la familia. Ayuda a sus hijos y familiares en función de sus capacidades físicas y emocionales. No tiene responsabilidades directas con sus nietos de forma sistemática. Tiene libertad para decidir qué hacer con su tiempo.

Todos tenemos cerca de una abuela esclava, Hagamos de ella una abuela feliz.

Autor: Edicta Gómez Merchán*
Profesora en Ciencias Sociales a Nivel Medio y Universitario. Especialista en Educación Preescolar. Licenciada en Comunicación Social. Poeta perspicaz y profundamente apasionada.
egomezm5533@hotmail.com / gmail.com
Twitter y Facebook: egomezm5533
Instagram: Edicta Gómez Merchán
Propiedad intelectual:
codigosdeamor707@gmail.com

Gente de Hoy presenta contenidos en política, economía, opinión, farándula, turismo, entretenimiento, hoteles, educación, mundo gastronómico, deportes y temas de investigación de relevancia en Estados Unidos, América Latina y el mundo.

Continue Reading
Advertisement Free Bitcoin

Códigos de amor

La vida en tres teclas: Play, pause, stop…

Published

on

La vida en tres teclas: Play, pause, stop…

Por: Edicta Gómez Merchán*.- La vida no consiste en tener todo lo que se desea, hay que luchar para conseguirlo ¡epa! pero no salga corriendo, cada tarea necesaria requiere de un esfuerzo, de una voluntad y con cada acto algo de nosotros crece y se fortifica, pero no aprisa. Lo importante no son los grandes momentos, sino las victorias parciales. Los estancamientos, las esperas e incluso las derrotas, son las que hacen al ser humano grande. En definitiva, trabajar de forma continua durante muchas horas no es natural. Ni el cuerpo ni la mente funcionan de esa manera. Debes establecer ciclos más cortos que se adapten a tu propio ritmo de vida. Así mismo, eres tú quien debe decidir la duración de cada ciclo y cada descanso, de tal manera que esto nos ayudará a ser más productivos y a mejorar nuestra calidad de vida. Recuerde que trabajamos para vivir no vivir para trabajar. (más…)

Continue Reading

Códigos de amor

Desde mi ventana

Published

on

Desde mi ventana

Autor: Nayib Otayek*.-
Qué pasa, que hay lluvia en mi ventana,
si el sol brilla en el jardín del frente,
la gente anda fresca y lozana
y en mí arde un fuego inclemente.

Qué pasa que celebran en todas partes
sin yo saber, de la fiesta el motivo.
Será por no querer nunca dejarte
y hundirme en el sueño en el cual vivo
y pedirle a mis ojos, olvidar el mirarte
y a mi mente, recordar un no, definitivo.

Encuentro en ellos un rotundo rechazo
mi mano, anhela acariciar tu brazo
y mis brazos, rodear tu delgada cintura,
tratando de reproducir con torpes pincelazos
los detalles de tu cuerpo, sin saber de pintura.

Dicen que en el mundo todo se olvida
y el tiempo se encarga de borrar lo pasado
y pierde importancia la promesa incumplida,
flor seca, entre hojas de un libro guardado.

Tal vez sea cierto, pero cuando toco mi pecho,
siento sangre en la punta de mis dedos
y en la oscuridad, acostado en mi lecho,
recuerdo que aún está fresca la herida.

Nayib Otayek*
Abogado, Teólogo y enamoradizo

nagibotayek@yahoo.es

Continue Reading

Códigos de amor

Cuídese del stress…

Published

on

Disfrute más de lo que posee. No traspase el stress a su inocente familia. Algunas personas viven a máxima velocidad. No lleve el stress a su casa

Disfrute más de lo que posee. No traspase el stress a su inocente familia. Algunas personas viven a máxima velocidad. No lleve el stress a su casa

Por: Edicta Gómez Merchán.- El stress puede producir ataques al corazón, presentar graves riesgos para la salud, congestiones cerebrales, úlceras de estómago, hacer disminuir el apetito sexual, sufrir de colitis, eccema, caía del cabello, asma, dolores de cabeza, musculares, dermatitis, insomnio, trastornos en el ciclo menstrual, y sensación general de malestar. La combinación de los cambios rápidos y la excitación nerviosa evidencian que el stress resultante perjudica el organismo y el cuerpo no resiste más. La noradrenalina, es la hormona que produce el stress, ella tonifica el cerebro, aumenta los reflejos y sobrecarga el organismo. (más…)

Continue Reading

Tendencias

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!