Connect with us

Opinión

Comunicado del CNP

Published

on

Comunicado del CNP

El Colegio Nacional de Periodistas, en fiel cumplimiento a los postulados democráticos que crearon nuestra institución gremial, les exige a las autoridades nacionales el resguardo y protección de los periodistas en el ejercicio de su sagrado deber constitucional de buscar la información y transmitirla, cumpliendo con la Ley de Ejercicio del Periodista, vigente, y demás leyes de la República.

En días pasados, observamos con estupor cómo, frente a las fuerzas de seguridad de la Nación, un grupo de reporteros era agredido por civiles, todo ello ante la mirada impasible de los agentes y funcionarios. No actuar en la defensa de los comunicadores los convierte en cómplices de delito cometido. Ello constituye una forma de violación de los Derechos Humanos, puesto que el Estado está en la obligación de respetar, proteger y garantizar la integridad de todo ciudadano y, en el caso de los periodistas, no solo se viola este principio, sino también el derecho de la ciudadanía a estar informada, hecho que se ve afectado a causa del amedrentamiento que estas agresiones producen.

Los periodistas solo servimos a la ciudadanía; dejarlos trabajar es también garantizar el derecho de los ciudadanos a estar debida y cabalmente informados de lo que sucede en el ámbito público. Más allá, también tienen el derecho al respeto de la colectividad como personas, como servidores públicos y como ciudadanos de un país que se dice democrático.

Exigimos justicia y que se apliquen las leyes y las sanciones civiles y penales a quienes roban los equipos de trabajo y a quienes se atreven a agredir, incluso delante de los que país paga para supuestamente proteger a los ciudadanos. No hacerlo es demostrar que hay organismos estatales de espalda a la Constitución y al anhelo colectivo de vivir en un país democrático.

Junta Directiva Nacional del Colegio Nacional de Periodistas

Gente de Hoy presenta contenidos en política, economía, opinión, farándula, turismo, entretenimiento, hoteles, educación, mundo gastronómico, deportes y temas de investigación de relevancia en Estados Unidos, América Latina y el mundo.

Opinión

¿Rectificación? No más callejones sin salida

Published

on

¿Rectificación? No más callejones sin salida

Dip. Omar Ávila.- Esta semana escuchamos a Juan Guaidó ofrecer reunir a todas las fuerzas democráticas, para debatir las distintas visiones que tenemos la mayoría que nos oponemos a este régimen, planteamiento que desde Unidad Visión Venezuela hemos venido haciendo desde hace 2 años, y que este año lo hemos propuesto cada vez con mayor urgencia; ese Encuentro Nacional de la Oposición, en el que se pueda realinear a todos en una sola agenda. (más…)

Continue Reading

Opinión

¿Qué va a hacer la bolsa en 2020?

Published

on

¿Qué va a hacer la bolsa en 2020?

ANTONIO ASPAS.-

En este mes de diciembre, es habitual que los grandes bancos y los principales estrategas publiquen sus previsiones sobre la evolución de las bolsas para el próximo año. Todos los años, la inmensa mayoría de estas previsiones suelen pronosticar una rentabilidad para el próximo año de entre el 8 y el 11%, pero, curiosamente, aunque la rentabilidad media histórica de la bolsa es del 10% (incluidos dividendos), solo el 2% de los años la rentabilidad de la bolsa se ha encontrado entre ese 8 y 11% pronosticado.

De hecho, la evolución de la bolsa americana desde 1926 (94 años) es la siguiente:

1575464240185 300x262 ¿Qué va a hacer la bolsa en 2020?
En mi caso particular, les confesaré que no tengo ni idea. No ya de lo que va a hacer la bolsa el próximo año, sino ni siquiera de lo que va a hacer la bolsa mañana. Pero es que, además, no creo que nadie sepa predecir con mayor acierto que un mono lo que va a hacer la bolsa el próximo año, salvo casos extremos de valoración, como podría ser el año 2000 o el 2008.

“Históricamente, hay más de un 70% de posibilidades de que el próximo año sea alcista”

Además, la evolución de la economía tampoco sirve para predecir la evolución de la bolsa, ya que esta se adelanta incluso en años a la economía. Como ejemplo tenemos el año pasado: tras una fuerte caída durante el último trimestre del 2018, las previsiones económicas para 2019 eran bastante negativas y en cambio vemos cómo la evolución de la bolsa y de la renta fija ha sido muy positiva durante el ejercicio.

Lo que sí que podemos observar de esta tabla es que, históricamente, hay más de un 70% de posibilidades de que el próximo año sea alcista. En estos últimos 94 años, hemos tenido 25 años en negativo y 69 en positivo. Además, de estos datos podemos sacar tres conclusiones:

1) La rentabilidad histórica de la bolsa ha sido muy positiva (+10%).

2) La volatilidad de la bolsa es muy alta. Esto implica que hay que saber mantener la sangre fría y no dejarnos llevar por el pánico ni la euforia.

3) Hay que invertir en bolsa a largo plazo, evitando intentar hacer ‘market timing’ o, dicho en castellano, intentar predecir cuándo entrar y salir de la bolsa.

* Antonio Aspas es socio de Buy & Hold

Continue Reading

Opinión

La estafa sobre el “brexit” a los británicos antes de Navidad

Published

on

La estafa sobre el "brexit" a los británicos antes de Navidad

El representante de los conservadores, Boris Johnson, probablemente ganará las elecciones del Reino Unido, a pesar de que a la mayoría de los británicos les cae mal. Eso es triste, opina Birgit Maaß.

“¿Cómo puede ser que Boris Johnson gane probablemente las elecciones?”, me preguntan una y otra vez. Un hombre al que sus críticos definen como un “mini-Trump” y sus antiguos amigos de partido como “charlatán”. Un primer ministro que simplemente envía al Parlamento de vacaciones obligatorias porque no le gusta que los diputados rechacen su política del “brexit”; que describe a sus oponentes políticos como “saboteadores” y “cobardes”. ¿Justamente los británicos, por lo demás pragmáticos y amistosos, lo confirmarán en el cargo?

Es tan decepcionante que Johnson sea la primera opción para los votantes. Pero eso no tiene que ver con que sea brillante, o popular (su puntuación en las encuestas es negativa), sino más bien porque los británicos están desgastados por el eterno ir y venir del “brexit”. Los peores resultados de las encuestas son los de su oponente Jeremy Corbyn, del Partido Laborista, retratado por la prensa británica, predominantemente antieuropea, como amigo del marxismo y terrorismo de la década de los 70.

El mal menor

Comparado con Corbyn, Johnson parece ser el menor de los males. Muchos votantes echan a todos los políticos al mismo saco, no entienden por qué el “brexit” se ha demorado tanto en ser implementado. El mensaje sencillo de Johnson “Let’s get Brexit Done”, llega en el momento justo. Finalmente se terminarán las negociaciones en el Parlamento, no habrá más discusiones familiares entre los amigos de la UE y los patriotas pro “brexit”. Por fin se termina este lío, piensan muchos. Su programa del “brexit” está “cocinado”, lo que suena seductor y tiene resabios de fiesta navideña.

Las promesas de Johnson son tan erróneas como pegadizas. Él promete que para finales del año que viene Gran Bretaña estará fuera de la Unión Europea. Después se crearía también un acuerdo de libre comercio, por lo que se garantizaría que Gran Bretaña no quedara fuera del bloque y en caída libre. Los expertos señalan que tales acuerdos normalmente solo se producen después de años de duras negociaciones. Que la única manera de conseguir que se apruebe tan rápidamente es apegarse a las normas de la UE existentes y no transitar otros caminos. Sin embargo, dado que el Gobierno conservador también quiere concluir un acuerdo de libre comercio de gran alcance con los EE. UU. lo antes posible, en el que se apliquen normas completamente diferentes, es difícil que se pueda llegar a un acuerdo al respecto.

Pero mostrar contradicciones, dejar en claro a los votantes que la decisión del “brexit” también tendrá consecuencias negativas, no es asunto de Johnson. Al igual que el Flautista de Hamelín, adormece a muchos votantes diciéndoles mentiras durante su campaña. Durante su desempeño como corresponsal de la UE en Bruselas, en los años 90, inventó un nuevo género: burlarse de la UE sacando de contexto los oscuros reglamentos de la Comunidad Europea y presentándolos como ridículos, para que los lectores británicos se divirtieran con los burócratas de Bruselas, que son cómicos, ineficientes y prepotentes. Y Johnson sigue siendo fiel a este género hasta el día de hoy.

Mentiras tras mentiras

Y esto sigue y sigue. Una retirada de la UE liberaría dinero para el débil sistema sanitario británico, según la campaña previa al referéndum. Y Johnson sigue evocando un futuro prometedor fuera de la UE cuando incluso los estudios gubernamentales dicen que la economía se reducirá drásticamente, especialmente si no se materializa un acuerdo de libre comercio.

Una y otra vez se le pregunta a Boris Johnson en esta campaña electoral si se puede confiar en él. Los votantes parecen saber que no pueden hacerlo, aunque probablemente votarán por él, de todos modos. Como ningún otro político británico, él tiene la culpa, con sus persistentes mentiras, de que la confianza británica en la clase política se esté acercando a cero. Si se descubre su mentira más reciente, es decir, que puede implementar el “brexit” sin dolor y en un abrir y cerrar de ojos, entonces muchos británicos probablemente pierdan todo respeto por sus políticos.

(ju/cp)

Continue Reading

Tendencias

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!