Connect with us

Opinión

Johel Orta Moros: Sanciones económicas socavan calidad de vida del venezolano

Es inaceptable que ciertos sectores partidistas continúen promoviendo la injerencia extranjera al solicitar mayores bloqueos contra el país

Published

on

Sanciones económicas socavan calidad de vida del venezolano
Sanciones económicas socavan calidad de vida del venezolano

Joel Orta Moros @JohelOrtaM.- Si algo caracteriza al ejercicio de la política de alto nivel, es el reconocimiento del otro, independientemente de sus convicciones ideológicas. La tolerancia hacia ese adversario con iguales y legítimas pretensiones de alcanzar el poder a través del voto, garantiza a los ciudadanos de cualquier sociedad, una convivencia armónica, pacífica y, sobre todo, democrática.

Con base a esta premisa que se entrelaza con la aplicación del concepto de soberanía, donde el Estado cuenta con la autonomía y el derecho de ejercer su autoridad, tanto en lo interno como en lo externo, resulta inaceptable que ciertos sectores partidistas continúen promoviendo la injerencia extranjera al solicitar mayores sanciones económicas contra Venezuela y en el más irracional de los casos, aupar una intervención armada para ponerle punto final a la crisis actual.

El Estado no es sinónimo de gobierno. El Estado comprende el sistema político establecido en nuestro país, en el cual cohabitan las fuerzas armadas, los cuerpos policiales, los poderes públicos (legislativo, ejecutivo, judicial, moral y electoral); e integrado además por la sociedad civil, constituida por los partidos políticos, la iglesia, los sindicatos, las escuelas, la familia, la estructura económica, el aparato productivo y todas aquellas organizaciones e instituciones que envuelven la existencia cotidiana de la comunidad.

En regímenes democráticos, el Estado podría albergar a muchos períodos de gobierno, todos insertos en el poder ejecutivo, el cual está sujeto a un conjunto de leyes que, de ser transgredidas y violadas por parte de sus gobernantes, se convierte en ilegítimo.

Cualquier sector que forme parte del Estado tiene sus responsabilidades bien demarcadas para trazar el porvenir de la nación. El conflicto político que atraviesa Venezuela, agudizado por el resquebrajamiento económico y el auge de los antivalores, no puede ser el equivalente a un cheque en blanco, utilizado lastimosamente por individualidades o parcialidades que le dan luz verde a otros países para que nos castiguen con sus sanciones y sean seducidos, además, con la dantesca opción de abrir fuego.

Los venezolanos estamos en la obligación histórica de resolver nuestros propios asuntos. El diálogo, guste o no, es la vía más saludable, desde todo punto de vista, para materializar los acuerdos pacíficamente. Raya en lo infantil e irracional que un panorama político, económico y social tan delicado como el nuestro, que ha hundido la calidad de vida del venezolano durante dos décadas, pueda resolverse de la noche a la mañana. El diálogo implica un proceso, cuyos pasos deben darse con firmeza y cautela.

Aplaudimos cada avance que ha arrojado la Mesa de Diálogo Nacional en materia electoral y económica, donde todas las compuertas siguen abiertas para que participen y se involucren quienes que conformamos el Estado venezolano.

A pesar de las descalificaciones que buscan satanizar la figura del diálogo, estamos seguros que la balanza sigue inclinándose cada vez más por la ruta electoral de parte de la ciudadanía, en aras de lograr un cambio para nuestro país. Una masiva participación en un proceso comicial libre de vicios y con un árbitro renovado que garantice el respeto de la voluntad popular, acabará con esas posturas dogmáticas y radicales que tanto daño y atraso nos han causado.

Expresamos nuestro apoyo a la Mesa de Diálogo Nacional por haber rechazado las medidas económicas del gobierno de los EE.UU. contra Venezuela debido a que impactan dramáticamente en la población. Y también, porque respalda las sanciones recaídas sobre altos funcionarios del gobierno al haber incurrido en prácticas desleales y nocivas.

Recordemos que, en materia petrolera, las sanciones de Washington han perjudicado la producción, venta, adquisición de tecnología, transporte, propiedad de activos y cuentas en el extranjero; asimismo, han ocasionado severas distorsiones en la explotación y venta de oro, el financiamiento externo, el empleo de la banca corresponsal para el comercio internacional, la compra de bienes y servicios en el mercado internacional y el refinanciamiento de la deuda externa.

Entre las consecuencias sociales más graves de estas sanciones destacan la agudización de la escasez de medicamentos, desabastecimiento y carestía en los alimentos, deterioro de los servicios públicos, aumento de pobreza, hambre, miseria; caída sustancial de los salarios, pérdida de empleos y acentuación de la migración al exterior.

Un estudio de J. Sachs y M. Weisbrot del Centro para la Investigación Económica y Política con sede en Washington, estima que desde el inicio de las sanciones a mediados del 2017 hasta el 2018, han fallecido más de 40 mil personas por el déficit de medicamentos y alimentos.

El destino de Venezuela lo deciden sus ciudadanos. Ya basta de anteponer los intereses particulares a las necesidades reales de la población. No se trata de un sencillo juego de mesa. Estamos reinventando el presente de las futuras generaciones.

Venezuela no está para perder tiempo, tengamos fe, confianza y heesperanza. Esto tiene solución.

Gente de Hoy presenta contenidos en política, economía, opinión, farándula, turismo, entretenimiento, hoteles, educación, mundo gastronómico, deportes y temas de investigación de relevancia en Estados Unidos, América Latina y el mundo.

Continue Reading
Advertisement BTCClicks.com Banner

Opinión

Comunicado del CNP

Published

on

Comunicado del CNP

El Colegio Nacional de Periodistas, en fiel cumplimiento a los postulados democráticos que crearon nuestra institución gremial, les exige a las autoridades nacionales el resguardo y protección de los periodistas en el ejercicio de su sagrado deber constitucional de buscar la información y transmitirla, cumpliendo con la Ley de Ejercicio del Periodista, vigente, y demás leyes de la República. (más…)

Continue Reading

Opinión

¿Rectificación? No más callejones sin salida

Published

on

¿Rectificación? No más callejones sin salida

Dip. Omar Ávila.- Esta semana escuchamos a Juan Guaidó ofrecer reunir a todas las fuerzas democráticas, para debatir las distintas visiones que tenemos la mayoría que nos oponemos a este régimen, planteamiento que desde Unidad Visión Venezuela hemos venido haciendo desde hace 2 años, y que este año lo hemos propuesto cada vez con mayor urgencia; ese Encuentro Nacional de la Oposición, en el que se pueda realinear a todos en una sola agenda. (más…)

Continue Reading

Opinión

¿Qué va a hacer la bolsa en 2020?

Published

on

¿Qué va a hacer la bolsa en 2020?

ANTONIO ASPAS.-

En este mes de diciembre, es habitual que los grandes bancos y los principales estrategas publiquen sus previsiones sobre la evolución de las bolsas para el próximo año. Todos los años, la inmensa mayoría de estas previsiones suelen pronosticar una rentabilidad para el próximo año de entre el 8 y el 11%, pero, curiosamente, aunque la rentabilidad media histórica de la bolsa es del 10% (incluidos dividendos), solo el 2% de los años la rentabilidad de la bolsa se ha encontrado entre ese 8 y 11% pronosticado.

De hecho, la evolución de la bolsa americana desde 1926 (94 años) es la siguiente:

1575464240185 300x262 ¿Qué va a hacer la bolsa en 2020?
En mi caso particular, les confesaré que no tengo ni idea. No ya de lo que va a hacer la bolsa el próximo año, sino ni siquiera de lo que va a hacer la bolsa mañana. Pero es que, además, no creo que nadie sepa predecir con mayor acierto que un mono lo que va a hacer la bolsa el próximo año, salvo casos extremos de valoración, como podría ser el año 2000 o el 2008.

“Históricamente, hay más de un 70% de posibilidades de que el próximo año sea alcista”

Además, la evolución de la economía tampoco sirve para predecir la evolución de la bolsa, ya que esta se adelanta incluso en años a la economía. Como ejemplo tenemos el año pasado: tras una fuerte caída durante el último trimestre del 2018, las previsiones económicas para 2019 eran bastante negativas y en cambio vemos cómo la evolución de la bolsa y de la renta fija ha sido muy positiva durante el ejercicio.

Lo que sí que podemos observar de esta tabla es que, históricamente, hay más de un 70% de posibilidades de que el próximo año sea alcista. En estos últimos 94 años, hemos tenido 25 años en negativo y 69 en positivo. Además, de estos datos podemos sacar tres conclusiones:

1) La rentabilidad histórica de la bolsa ha sido muy positiva (+10%).

2) La volatilidad de la bolsa es muy alta. Esto implica que hay que saber mantener la sangre fría y no dejarnos llevar por el pánico ni la euforia.

3) Hay que invertir en bolsa a largo plazo, evitando intentar hacer ‘market timing’ o, dicho en castellano, intentar predecir cuándo entrar y salir de la bolsa.

* Antonio Aspas es socio de Buy & Hold

Continue Reading

Tendencias

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!