Connect with us

Opinión

Es hora de refundar la República

** Es necesario poner orden en nuestro bello país, articular esfuerzos y tener la oportunidad de cohabitar todas las tendencias políticas, con amplitud y entendimiento

Published

on

Es hora de refundar la República

Por: Johel Orta Moros.- Hace pocos días se conmemoró el 208 aniversario de la Firma del Acta de la Independencia de Venezuela, recordada como una de las fechas más importantes de nuestra historia republicana, ya que representa el proceso de independencia frente a la monarquía española.

Definitivamente, esta fecha marcó un hito en la historia de Venezuela, aquí se dio de manera legal el nacimiento de nuestro país como nación libre e independiente. Este proceso revolucionario que se inició el 19 de abril de 1810, fue un movimiento liderado por Francisco de Miranda, cuya primera etapa culminó con la promulgación de la primera Constitución de Venezuela, el 21 de diciembre de 1811.

Pese a que existían personajes que no querían dicha independencia por considerar que era una ofensa para el rey, lo cierto es que la nación decidió dar ese paso definitivo. Diversos fueron los actores que participaron en esos acontecimientos, incluyendo obviamente al padre Libertador Simón Bolívar; sin embargo, hay que destacar el aporte de muchos civiles, entre ellos, dos ilustres personajes que fueron los encargados de redactar la Constitución, como lo son Francisco Isnardi y Don Juan Germán Roscio. Todo esto fue enmarcado en lo que en aquel entonces consideraban, el “orden correcto de las cosas”, donde lo principal era darle el toque legal y organizado de aquellos actos.

Las comparaciones en relación a aquellos acontecimientos históricos y la actualidad pudiesen ser diversos, dependiendo obviamente de la óptica con que se miren estos hechos. En aquel entonces se luchaba por una independencia, en otras palabras, quitarnos de encima el dominio extranjero (España), y en la actualidad todo indica que las decisiones que tome Venezuela (en relación a la crisis que actualmente vive) dependen de las decisiones o acuerdos que como país independiente se concreten de parte de todos los factores internos y de todos los venezolanos, sin necesidad de tener el visto bueno de diversas naciones o los intereses de particulares.

El camino hacia la verdadera libertad

Al día de hoy, como aquel 5 de julio, la oposición venezolana tiene dos representaciones, una personificada por lo que era en aquel entonces la Real Audiencia de Caracas, con los Mantuanos, sector económico y social poderoso de la ciudad, cuyo movimiento pretendía constituir una Junta de Gobierno que rigiese los destinos de la capitanía general de Venezuela a raíz de la invasión de España por Napoleón; la otra, encarnada por la Sociedad Patriótica, organización revolucionaria proindependentista de la Primera República, con ideas igualitarias y cuyo objetivo principal era el establecimiento de un régimen republicano y democrático, comparable con lo que en la actualidad representamos los diversos factores del Centro Democrático, que tenemos las mayores aspiraciones de acompañar a la sociedad venezolana en el camino hacia la verdadera libertad y la búsqueda de respuestas ante los graves problemas sociales y económicos que los aquejan, desde el punto de vista democrático, electoral y principios republicanos.

Recordemos que tenemos una tarea pendiente, estamos en deuda con los valores republicanos otorgados por nuestros padres libertadores. Es hora de volver a poner orden en nuestro maravilloso país, articular esfuerzos y tener la oportunidad de cohabitar todas las tendencias políticas, con amplitud y entendimiento, sin necesidad de intervención extranjera, alrededor de la refundación de Venezuela por las sendas de la convivencia y el progreso.

Johel Orta Moros

@JohelOrtaM

Gente de Hoy presenta contenidos en política, economía, opinión, farándula, turismo, entretenimiento, hoteles, educación, mundo gastronómico, deportes y temas de investigación de relevancia en Estados Unidos, América Latina y el mundo.

Opinión

¿Qué va a hacer la bolsa en 2020?

Published

on

¿Qué va a hacer la bolsa en 2020?

ANTONIO ASPAS.-

En este mes de diciembre, es habitual que los grandes bancos y los principales estrategas publiquen sus previsiones sobre la evolución de las bolsas para el próximo año. Todos los años, la inmensa mayoría de estas previsiones suelen pronosticar una rentabilidad para el próximo año de entre el 8 y el 11%, pero, curiosamente, aunque la rentabilidad media histórica de la bolsa es del 10% (incluidos dividendos), solo el 2% de los años la rentabilidad de la bolsa se ha encontrado entre ese 8 y 11% pronosticado.

De hecho, la evolución de la bolsa americana desde 1926 (94 años) es la siguiente:

1575464240185 300x262 ¿Qué va a hacer la bolsa en 2020?
En mi caso particular, les confesaré que no tengo ni idea. No ya de lo que va a hacer la bolsa el próximo año, sino ni siquiera de lo que va a hacer la bolsa mañana. Pero es que, además, no creo que nadie sepa predecir con mayor acierto que un mono lo que va a hacer la bolsa el próximo año, salvo casos extremos de valoración, como podría ser el año 2000 o el 2008.

“Históricamente, hay más de un 70% de posibilidades de que el próximo año sea alcista”

Además, la evolución de la economía tampoco sirve para predecir la evolución de la bolsa, ya que esta se adelanta incluso en años a la economía. Como ejemplo tenemos el año pasado: tras una fuerte caída durante el último trimestre del 2018, las previsiones económicas para 2019 eran bastante negativas y en cambio vemos cómo la evolución de la bolsa y de la renta fija ha sido muy positiva durante el ejercicio.

Lo que sí que podemos observar de esta tabla es que, históricamente, hay más de un 70% de posibilidades de que el próximo año sea alcista. En estos últimos 94 años, hemos tenido 25 años en negativo y 69 en positivo. Además, de estos datos podemos sacar tres conclusiones:

1) La rentabilidad histórica de la bolsa ha sido muy positiva (+10%).

2) La volatilidad de la bolsa es muy alta. Esto implica que hay que saber mantener la sangre fría y no dejarnos llevar por el pánico ni la euforia.

3) Hay que invertir en bolsa a largo plazo, evitando intentar hacer ‘market timing’ o, dicho en castellano, intentar predecir cuándo entrar y salir de la bolsa.

* Antonio Aspas es socio de Buy & Hold

Continue Reading

Opinión

La estafa sobre el “brexit” a los británicos antes de Navidad

Published

on

La estafa sobre el "brexit" a los británicos antes de Navidad

El representante de los conservadores, Boris Johnson, probablemente ganará las elecciones del Reino Unido, a pesar de que a la mayoría de los británicos les cae mal. Eso es triste, opina Birgit Maaß.

“¿Cómo puede ser que Boris Johnson gane probablemente las elecciones?”, me preguntan una y otra vez. Un hombre al que sus críticos definen como un “mini-Trump” y sus antiguos amigos de partido como “charlatán”. Un primer ministro que simplemente envía al Parlamento de vacaciones obligatorias porque no le gusta que los diputados rechacen su política del “brexit”; que describe a sus oponentes políticos como “saboteadores” y “cobardes”. ¿Justamente los británicos, por lo demás pragmáticos y amistosos, lo confirmarán en el cargo?

Es tan decepcionante que Johnson sea la primera opción para los votantes. Pero eso no tiene que ver con que sea brillante, o popular (su puntuación en las encuestas es negativa), sino más bien porque los británicos están desgastados por el eterno ir y venir del “brexit”. Los peores resultados de las encuestas son los de su oponente Jeremy Corbyn, del Partido Laborista, retratado por la prensa británica, predominantemente antieuropea, como amigo del marxismo y terrorismo de la década de los 70.

El mal menor

Comparado con Corbyn, Johnson parece ser el menor de los males. Muchos votantes echan a todos los políticos al mismo saco, no entienden por qué el “brexit” se ha demorado tanto en ser implementado. El mensaje sencillo de Johnson “Let’s get Brexit Done”, llega en el momento justo. Finalmente se terminarán las negociaciones en el Parlamento, no habrá más discusiones familiares entre los amigos de la UE y los patriotas pro “brexit”. Por fin se termina este lío, piensan muchos. Su programa del “brexit” está “cocinado”, lo que suena seductor y tiene resabios de fiesta navideña.

Las promesas de Johnson son tan erróneas como pegadizas. Él promete que para finales del año que viene Gran Bretaña estará fuera de la Unión Europea. Después se crearía también un acuerdo de libre comercio, por lo que se garantizaría que Gran Bretaña no quedara fuera del bloque y en caída libre. Los expertos señalan que tales acuerdos normalmente solo se producen después de años de duras negociaciones. Que la única manera de conseguir que se apruebe tan rápidamente es apegarse a las normas de la UE existentes y no transitar otros caminos. Sin embargo, dado que el Gobierno conservador también quiere concluir un acuerdo de libre comercio de gran alcance con los EE. UU. lo antes posible, en el que se apliquen normas completamente diferentes, es difícil que se pueda llegar a un acuerdo al respecto.

Pero mostrar contradicciones, dejar en claro a los votantes que la decisión del “brexit” también tendrá consecuencias negativas, no es asunto de Johnson. Al igual que el Flautista de Hamelín, adormece a muchos votantes diciéndoles mentiras durante su campaña. Durante su desempeño como corresponsal de la UE en Bruselas, en los años 90, inventó un nuevo género: burlarse de la UE sacando de contexto los oscuros reglamentos de la Comunidad Europea y presentándolos como ridículos, para que los lectores británicos se divirtieran con los burócratas de Bruselas, que son cómicos, ineficientes y prepotentes. Y Johnson sigue siendo fiel a este género hasta el día de hoy.

Mentiras tras mentiras

Y esto sigue y sigue. Una retirada de la UE liberaría dinero para el débil sistema sanitario británico, según la campaña previa al referéndum. Y Johnson sigue evocando un futuro prometedor fuera de la UE cuando incluso los estudios gubernamentales dicen que la economía se reducirá drásticamente, especialmente si no se materializa un acuerdo de libre comercio.

Una y otra vez se le pregunta a Boris Johnson en esta campaña electoral si se puede confiar en él. Los votantes parecen saber que no pueden hacerlo, aunque probablemente votarán por él, de todos modos. Como ningún otro político británico, él tiene la culpa, con sus persistentes mentiras, de que la confianza británica en la clase política se esté acercando a cero. Si se descubre su mentira más reciente, es decir, que puede implementar el “brexit” sin dolor y en un abrir y cerrar de ojos, entonces muchos británicos probablemente pierdan todo respeto por sus políticos.

(ju/cp)

Continue Reading

Opinión

Más sobre democracia y libertad (I)

Published

on

Más sobre democracia y libertad (I)

Por: Nelson Chitty La Roche.- “Nadie finge que la democracia sea perfecta o absolutamente sabia. De hecho, se ha dicho que la democracia es la peor forma de gobierno…excepto todas las demás formas que han sido intentadas». W. Churchill (más…)

Continue Reading

Tendencias

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!