Connect with us

Opinión

Nociones sobre Economía Colaborativa y Airbnb

Las últimas generaciones, en mayor medida aquellas que nacen en las grandes ciudades del mundo, están siendo criadas bajo un modelo en el cual persiste la concepción de que si algo no funciona, se debe sustituir, sin intentar repararlo antes.

Published

on

Nociones sobre Economía Colaborativa y Airbnb
Nociones sobre Economía Colaborativa y Airbnb

*Gioan M. Verni Barrueta.- En los últimos años, el consumo se ha convertido en un fin en sí mismo, dejando de ser un medio para cubrir necesidades, o un elemento utilizado para alcanzar el bienestar de la población.

Las últimas generaciones, en mayor medida aquellas que nacen en las grandes ciudades del mundo, están siendo criadas bajo un modelo en el cual persiste la concepción de que si algo no funciona, se debe sustituir, sin intentar repararlo antes. Dentro de todo esto, las grandes corporaciones, especialmente las tecnológicas, crean productos que luego del paso de unos pocos años inician su proceso de obsolescencia programada, descontinuando sus sistemas operativos y/o dejando de producir sus partes para un posible reemplazo, lo que hace imposible repararlos e incluso hace más económico comprar un nuevo producto.

Si bien esta tendencia no deja de ser la que dirije las actividades económicas en la actualidad, existen otros modelos alternativos que el mismo ser humano ha ido practicando, y es ahí donde entra la Economía Colaborativa.

Según Albert Cañigüeral, autor del libro Vivir mejor con menos, la Economía Colaborativa es aquella que siempre hemos desarrollado con nuestro círculo cercano de amigos y familiares, cuando por ejemplo les préstamos nuestro automóvil, nuestro taladro o les damos dinero con la seguridad de que ellos nos los regresarán luego de utilizarlo 1.

Una de las premisas fundamentales de este tipo de economía, es que lo importante es tener acceso a las cosas, sin que esto signifique ser propietarios de ellas. ¿Para qué necesitas un taladro si lo usas cada seis meses cuando vas a hacer una pequeña reparación en casa?, ¿Por qué compras una aspiradora de alfombras si sólo tienes una en la habitación? Sería mejor entonces pedir prestado o alquilar las cosas que necesitas en un momento en específico con el pensamiento que también puedes prestar o alquilar algunos de los objetos que tienes.

Si bien estos son pequeños ejemplos de cómo ponemos en práctica el modelo de consumo colaborativo sin incluso saberlo, existe un gran movimiento en otros ámbitos donde se utiliza este movimiento como un modelo legítimo de negocios.

Airbnb, nombrada por la revista Time como una de las diez ideas que cambiarán el mundo (10 Ideas That Will Change The World)2 , ahora compite con las más grandes y famosas cadenas hoteleras a nivel mundial, ofreciendo millones de lugares de alojamiento que pueden ir desde una pequeña habitación en Madrid, hasta un iglú en la Antartida.

Este novedoso modelo de negocios funciona a través de particulares; oferentes/anfitriones quienes tienen un espacio para alquilar por un día o un tiempo determinado; y por el otro lado, los demandantes/huespedes, quienes necesitan alojamiento y buscan alternativas. Los anfitriones y los huespedes crean perfiles en la plataforma, y pueden en ella observar a través de fotografías los posibles lugares de hospedaje, mantener una conversación en línea y realizar pagos utilizando medios digitales.

Airbnb brinda seguridad a las dos partes, utilizando métodos seguros de pago, realizando el abono del alquiler horas después de que el huesped verifique que todo está en orden en su espacio adquirido y brindando un servicio de atención al cliente las veinticuatro horas los siete días de la semana alrededor del mundo3. Airbnb desarrolla un modelo de negocios basado en la intermediación entre partes, que de otra forma no podrían establecer una conexión; ya sea por la distancia, poca información sobre la existencia del otro o la desconfianza.

La empresa, genera dinero, cobrando un porcentaje al demandante y al oferente, entre 6%-12% (en función del precio del alquiler) y 3% respectivamente4. Sin embargo, no fue sino hasta 2017, nueve años después de su creación, cuando por vez primera los esfuerzos se tradujeron en dividendos5; y esto debido al trabajo que se vino haciendo años anteriores, pues en la ecomonía colaborativa una parte importante del éxito o el fracaso depende de la buena o mala reputación que se construya. Para Airbnb, los resultados están siendo positivos, pues los usuarios que utilizan la plataforma, aumentan diariamente y de forma rápida, haciendo que la industria hotelera deje poco a poco de tener sentido cuando los particulares entienden que servicios pueden llegar a ellos de forma casi directa.

Si bien es inegable la falta de cohesión en cuanto a una definición compartida por todos, de lo que es la economía colaborativa; es algo que como vimos está sucediendo. La evolución de ciertas prácticas económicas es irrefutable y absolutamente necesaria; en cuanto a que en la actualidad los niveles de producción y consumo son insostenibles con un número de recursos escazos y dentro de un mundo finito.

Nuevos modelos que organizen los procesos productivos, de distribución y de consumo deberan ser implementados. Si en este caso, el modelo planteado de la Economía Colaborativa cobra mayor importancia, podría ser efectivo al establecer la generación de mayores rendiemientos posibles a nuestros recursos.

1Albert Cañigüeral, Vivir mejor con menos, (Barcelona: Penguin Random House Grupo Editorial, S. A.,2014): 24, acceso el 08 de diciembre de 2018, http://www.rebelion.org/docs/205643.pdf
2Bryan Walsh, “Today’s Smart Choice: Don’t Own. Share”, “10 Ideas That Will Change The World”, Time, (17 de Marzo de 2011), acceso el 08 de diciembre de 2018, http://content.time.com/time/specials/packages/article/0,28804,2059521_2059717_2059710,00.html

3Airbnb, “How it works”, s.f., [Traducción propia], acceso el 13 de marzo de 2019, https://www.airbnb.com/how-it-works
4Albert Cañigüeral, Vivir mejor con menos, 77, (véase nota 1).
5Susana Galeano, “Airbnb ya es rentable: uno de los mayores unicornios del mundo despega por fin entre rumores de su salida a Bolsa”, Marketing4ecommerce, (30 de enero de 2018), acceso 10 de mayo de 2019, https://marketing4ecommerce.net/airbnb-ya-es-rentable/

Autor 1 Nociones sobre Economía Colaborativa y Airbnb   Autor: *Gioan M. Verni Barrueta

Lic. En Estudios Internacionales

Referencias Bibliográficas

Airbnb. “How it works”. s.f. [Traducción propia]. Acceso el 13 de marzo de2019. https://www.airbnb.com/how-it-works

Cañigüeral, Albert. Vivir mejor con menos. Barcelona: Penguin Random House Grupo Editorial, S. A. 2014. Acceso el 8 de diciembre de 2018. http://www.rebelion.org/docs/205643.pdf
Galeano, Susana. “Airbnb ya es rentable: uno de los mayores unicornios del mundo despega por fin entre rumores de su salida a Bolsa”. Marketing4ecommerce. (30 de enero de 2018). Acceso 10 de mayo de 2019. https://marketing4ecommerce.net/airbnb-ya-es-rentable/
Walsh, Bryan. “Today’s Smart Choice: Don’t Own. Share”. “10 Ideas That Will Change The World”. Time. (17 de Marzo de 2011). Acceso el 08 de diciembre de 2018, http://content.time.com/time/specials/packages/article/0,28804,2059521_2059717_2059710,00.html

Gente de Hoy presenta contenidos en política, economía, opinión, farándula, turismo, entretenimiento, hoteles, educación, mundo gastronómico, deportes y temas de investigación de relevancia en Estados Unidos, América Latina y el mundo.

Opinión

Es hora de refundar la República

** Es necesario poner orden en nuestro bello país, articular esfuerzos y tener la oportunidad de cohabitar todas las tendencias políticas, con amplitud y entendimiento

Published

on

Es hora de refundar la República

Por: Johel Orta Moros.- Hace pocos días se conmemoró el 208 aniversario de la Firma del Acta de la Independencia de Venezuela, recordada como una de las fechas más importantes de nuestra historia republicana, ya que representa el proceso de independencia frente a la monarquía española.

Definitivamente, esta fecha marcó un hito en la historia de Venezuela, aquí se dio de manera legal el nacimiento de nuestro país como nación libre e independiente. Este proceso revolucionario que se inició el 19 de abril de 1810, fue un movimiento liderado por Francisco de Miranda, cuya primera etapa culminó con la promulgación de la primera Constitución de Venezuela, el 21 de diciembre de 1811.

Pese a que existían personajes que no querían dicha independencia por considerar que era una ofensa para el rey, lo cierto es que la nación decidió dar ese paso definitivo. Diversos fueron los actores que participaron en esos acontecimientos, incluyendo obviamente al padre Libertador Simón Bolívar; sin embargo, hay que destacar el aporte de muchos civiles, entre ellos, dos ilustres personajes que fueron los encargados de redactar la Constitución, como lo son Francisco Isnardi y Don Juan Germán Roscio. Todo esto fue enmarcado en lo que en aquel entonces consideraban, el “orden correcto de las cosas”, donde lo principal era darle el toque legal y organizado de aquellos actos.

Las comparaciones en relación a aquellos acontecimientos históricos y la actualidad pudiesen ser diversos, dependiendo obviamente de la óptica con que se miren estos hechos. En aquel entonces se luchaba por una independencia, en otras palabras, quitarnos de encima el dominio extranjero (España), y en la actualidad todo indica que las decisiones que tome Venezuela (en relación a la crisis que actualmente vive) dependen de las decisiones o acuerdos que como país independiente se concreten de parte de todos los factores internos y de todos los venezolanos, sin necesidad de tener el visto bueno de diversas naciones o los intereses de particulares.

El camino hacia la verdadera libertad

Al día de hoy, como aquel 5 de julio, la oposición venezolana tiene dos representaciones, una personificada por lo que era en aquel entonces la Real Audiencia de Caracas, con los Mantuanos, sector económico y social poderoso de la ciudad, cuyo movimiento pretendía constituir una Junta de Gobierno que rigiese los destinos de la capitanía general de Venezuela a raíz de la invasión de España por Napoleón; la otra, encarnada por la Sociedad Patriótica, organización revolucionaria proindependentista de la Primera República, con ideas igualitarias y cuyo objetivo principal era el establecimiento de un régimen republicano y democrático, comparable con lo que en la actualidad representamos los diversos factores del Centro Democrático, que tenemos las mayores aspiraciones de acompañar a la sociedad venezolana en el camino hacia la verdadera libertad y la búsqueda de respuestas ante los graves problemas sociales y económicos que los aquejan, desde el punto de vista democrático, electoral y principios republicanos.

Recordemos que tenemos una tarea pendiente, estamos en deuda con los valores republicanos otorgados por nuestros padres libertadores. Es hora de volver a poner orden en nuestro maravilloso país, articular esfuerzos y tener la oportunidad de cohabitar todas las tendencias políticas, con amplitud y entendimiento, sin necesidad de intervención extranjera, alrededor de la refundación de Venezuela por las sendas de la convivencia y el progreso.

Johel Orta Moros

@JohelOrtaM

Continue Reading

Opinión

¿Superará el diálogo la indignación nacional?

Esas buenas intenciones y ese camino cierto se convertirán en distante y escabroso sin el esclarecimiento del asesinato del capitán Acosta Arévalo

Published

on

CLAUDIO FERMÍN
¿Superará el diálogo la indignación nacional?

Especial CLAUDIO FERMÍN.- Indignación y dolor en todo el país por la espantosa muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo. (más…)

Continue Reading

Opinión

Sobre inmigración, disolución y transición

No exagero un ápice si advierto que la gran mayoría de los compatriotas de todas las clases sociales, mujeres y jóvenes a la cabeza encaran ese dilema existencial y, cabe acotar que las respuestas parecen explicarse, en la continuidad de ese peregrinaje doloroso, temerario y vergonzante para el país, que mira silente e impotente cómo la inmigración sigue y, cual moda compulsiva, sigue empujando a los habitantes del otrora paradisíaco enclave, a intentar una aventura porque permanecer no es seguro, prudente, ni inteligente.

Published

on

Sobre inmigración, disolución y transición
Sobre inmigración, disolución y transición

Por: Nelson Chitty La Roche*.- Una oscilación pendular definiría bien la postura de los venezolanos de a pie. Se levantan en la mañana haciéndose dos preguntas, la una, ¿soportaré este diario sufrimiento, sin comida, sin agua y sin servicio eléctrico, sin medicinas, sin asistencia médica, sin transporte, sin futuro? Y de regreso a casa, apuraditos porque se hace de noche y circularla es peligroso, arribando jadeantes y sudorosos, se formulan la siguiente interrogante: ¿Me voy o me quedo? (más…)

Continue Reading

Tendencias