Macri: “EEUU no debería dejar a China ser socio principal de América Latina”

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, advirtió hoy en Nueva York que Estados Unidos no debería permitir que China ocupe su lugar en América Latina como principal socio en la región.

“Creo que este es nuestro momento, y no sería muy inteligente que EE.UU., que ha sido el socio principal de América Latina por tantos años, dejara ese lugar a China, a Japón o a otras regiones”, lanzó Macri durante un acto en el segundo día de su visita a Nueva York.

El presidente recordó que en los últimos años China ha sido “muy agresivo” con sus inversiones en Argentina, para a renglón seguido ironizar que el gigante asiático requirió de “mucha valentía” para “prestarle plata” al anterior Gobierno de Cristina Fernández.

Por otro lado, aseguró que la relación con Estados Unidos es “muy buena”, pero admitió que ahora el principal “desafío” sigue siendo el comercio, además de resolver algunos “temas pendientes” como las exportaciones de carne o el biodiesel.

“Hasta ahora no hemos logrado muchos avances, pero estamos trabajando intensamente en ello”, subrayó Macri, quien presumió de su buena sintonía con el presidente estadounidense, Donald Trump, de quien recordó que conoció hace décadas “jugando al golf”.

El magnate argentino, que se encuentra de visita en Nueva York para promocionar su país como destino para las inversiones, aseguró que las reformas que está impulsando desde que llegó a la Casa Rosada hace dos años “van a ser duraderas”.

“Los inversores me preguntan si las reformas van a ser duraderas y yo siempre les contento que por primera vez siento que los argentinos hemos aprendido de nuestros errores y sabemos que ser potencialmente un país rico no alcanza”, subrayó.

En este sentido, Macri defendió que los argentinos por fin han entendido que para seguir creciendo y poder atraer inversiones extranjeras hacen falta “reglas claras” y poner fin “a las estafas, a la corrupción y al proteccionismo”.

Por ese motivo, dijo que está trabajando ahora acabar con reglamentaciones “tontas e inútiles” que desalentaron la inversión durante muchos años porque, según destacó, “el crecimiento de hoy se vincula directamente con las inversiones, no por el consumo”.

El presidente aprovechó para hacer una dura crítica “a los populismos” del pasado reciente, asegurando que es como “ir a una fiesta que puede ser muy divertida”, pero que al terminar deja una sociedad “quebrada”.

Por ello, dijo Macri, su Gobierno ha tenido que empezar “casi desde cero”, marcándose como objetivo central reducir los niveles de pobreza, y para ello abogó por una reducción “gradual” del déficit “del 1 % anual” y una inflación “de un solo dígito” para el 2019.

“No van a encontrar ningún otro país con un potencial” como el de Argentina”, añadió el presidente, quien se comprometió a potenciar la influencia del Mercosur en la escena internacional y a trabajar para que Argentina se integre en la Alianza del Pacífico.

Macri arrancó el segundo día de su visita a Nueva York con un desayuno de trabajo con medio centenar de empresarios antes de acudir a la Sociedad de las Américas para recibir la medalla de oro de la institución por su liderazgo “transformador”.

El presidente tenía programado mantener después un encuentro a solas con el empresario Michael Bloomberg y posteriormente trasladarse hasta la sede de Naciones Unidas para entrevistarse con el secretario general, António Guterres.

Macri cerrará el día con una cena privada organizada por el magnate Jack Rosen, en la que se espera la presencia, entre otros, del actor Robert de Niro, y antes de regresar mañana a Buenos Aires tendrá una audiencia con la firma PointState Argentum.

Fuente: 2001

Sé el primero en comentar

Deja un comentario