Nuevo satélite pone en órbita la polémica

El próximo lunes, Venezuela -desde China- pondrá en órbita el tercer satélite del país VRSS-2, que será conocido popularmente como el “Antonio José de Sucre”.

Rixio Morales, director de Investigación e Innovación de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (Abae), indicó a la agencia Prensa Latina que “Sucre” contribuirá a perfeccionar estrategias gubernamentales ante casos de desastres naturales y en beneficio de sectores como la salud, la seguridad alimentaria, la vigilancia de fronteras, la planificación urbana y agrícola.

Morales explicó que por su tecnología de avanzada, significará un paso superior en los resultados alcanzados con el satélite Francisco de Miranda, que próximamente culminará su vida útil con más de 300 mil imágenes descargadas.

José de Viana, ingeniero civil y expresidente de Hidrocapital y de Movilnet, manifestó que la inversión millonaria de un nuevo satélite podría ser innecesaria dada la crisis económica que afecta al sector salud y alimentación.

“Hay un problema que tiene que ver con la transparencia en la información y para que los resultados de un proyecto público sean evaluados por terceros“, indicó haciendo referencia a que una operación de tal volumen requiere un estudio público de costos y de los beneficios porque hay importantes usos alternos para darle a ese dinero invertido.

De Viana considera que lo que hacen estos satélites es un secreto muy bien guardado, “hay mucha propaganda, pero muy poco concreta para justificar esa inversión”. Destacó que para tener comunicaciones satelitales no se necesita tener un satélite, pues en el mundo hay espacio satelital arrendable.

“Lo importante no son los aparatos sino el uso social que se le da. En Venezuela hay demasiados escándalos de obras gigantescas que nunca se terminaron de construir y ahora justifican un tercer satélite”, señaló el especialista. De Viana dijo que lo mejor sería volcar estos esfuerzos en dar servicio de internet de altísima calidad, dar conectividad a todas las escuelas y hospitales.

Luisa Torrealba, investigadora de Instituto de Investigaciones de la Comunicación, consideró que el hecho de que un país se enfoque en tecnología satelital es muy importante. Pero, esta debe ser coherente con una política pública orientada a un auténtico acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, de un trabajo de mantenimiento, soporte de la infraestructura y la plataforma.

En este sentido, Torrealba destacó que Venezuela tiene el internet más lento de América Latina y de que hay zonas -incluso cercanas a la Gran Caracas- que aún no tienen telefonía básica o que de tenerla no soportan la banda.

Fuente: 2001

Sé el primero en comentar

Deja un comentario