Bachillerato entre bostezo y modorra

Ayer, estudiantes de bachillerato iniciaron clases a media máquina en los distintos planteles del área metropolitana, pues algunos centros a las 11:00 am se encontraban con baja afluencia. Sin embargo, el ministro de Educación, Elías Jaua, indicó que un total de 2 millones 200.000 jóvenes se incorporaron al año escolar 2017-2018.

Desde la Unidad Educativa Juan José Mendoza en el estado Vargas, Jaua felicitó a los adolescentes y docentes por emprender un nuevo año de formación para el “futuro de la patria”, y entregó a cada alumno una tableta que servirá para su proceso educativo.

El inicio de clases para los niveles media y diversificada contó con la asistencias del 50% en los planteles públicos, como el Fermín Toro, mientras que en centros educativos privados como el San Agustín de El Paraíso la afluencia estudiantil mermó, así lo informaron los directivos de las distintas instituciones.

Públicos. Jayra Martínez, directora encargada del liceo Fermín Toro, señaló que ingresaron 253 estudiantes, aproximadamente la mitad de la matrícula escolar que cuenta con 487 alumnos.

Martínez aseguró que cuentan con la plantilla completa de profesores para las materias asignada desde primer año hasta quinto año. Detalló que los únicos casos donde los profesores han salido de la institución, se deben a un traslado a una institución del interior del país.

“El Ministerio de Educación, en conjunto a la Zona Educativa, intenta cubrir reemplazos de profesores por alguna falta momentánea, y se procede al traslado inmediato en casos extremos”, explicó.

Aumento. La directora encargada del Fermín Toro destacó que la institución cuenta con convenios de ingreso a estudiantes de escuelas como la Guzmán Blanco y la Bolívar, y que este año aumentaron las postulaciones.

Señaló que se incrementaron los casos de estudiantes de otros centros educativos para la solicitud de ingreso a liceos públicos.

“Este año tuvimos que ampliar las secciones de bachillerato, que eran de 35 estudiantes y se aumentaron hasta 45”, detalló.

Privados. Javier Herrero, director del Colegio San Agustín, ubicado en El Paraíso, indicó que la participación escolar disminuyó desde 2016, a raíz de la migración de estudiantes a instituciones del Estado, los aumentos de matrículas y la emigración de las familias a otras fronteras.

“En la última promoción de quinto -que egresó el año pasado- de 143 estudiantes 35 de ellos ni siquiera culminaron el bachillerato, debido a que las familias decidieron irse del país”, indicó.

Herrero alertó que ya se han presentado casos de planteles privados cerrados en zonas del este. Aseveró que esta situación puede aumentar progresivamente a media que la crisis se arrecie en los centros educativos.

Déficit de docentes. El directivo del Colegio San Agustín precisó que ante los aumentos salariales, deben incrementar la matrícula para cubrir los pagos al departamento docente. Afirmó que a mitad de año desertaron profesores para las áreas de Matemática, Física, y Química.

Lilibeth Texeira, directora del colegio Nuestra Señora de Fátima, informó que la institución presentó déficit de profesores en 2016. Para este año, pudieron incorporar a todo el cuerpo docente.

“La mayoría de los profesores se ausentaron sin justificación, dejando al colegio en aprietos para buscar reemplazos”, dijo.

Los directivos de los liceos públicos y privados establecieron jornadas de donaciones entre los estudiantes para proveer de rubros faltantes.

Fuente: 2001

Sé el primero en comentar

Deja un comentario