Connect with us

Opinión

La Alfombra Mágica

Published

on

Especial Gente de Hoy (Guillermo Tovar Silva).- Que bien, cómoda y seguramente viaja Aladino en la alfombra mágica. Lo lleva a todas partes volando sin ninguna molestia ni dilación. No son tan necesarios ahora, el camello y la mula. Ninguna queja profieren sus labios desde que fue obsequiado hace mucho tiempo ya, de tan excelso medio de transporte.

Ahora, reflexionando y rememorando con nostalgia, la época cuando las cosas eran de fácil adquisición y parecían como regaladas, y que no valían el tormentoso sacrificio de una batalla por la vida o un ojo de la cara, tal como sucede hoy. No queda más remedio que sentir cierta envidia por ésta ideal y provechosa situación que vive Aladino para transportarse a sus diversos quehaceres cotidianos. Muy contraria a la realidad que viven y padecen los venezolanos hoy día, cuando el transporte público presenta un inmenso retraso de inversión que ya lleva décadas.

Analizando, y con un simple observar la situación del transporte público, nos damos cuenta del abandono, dejadez y anarquía que se ha mantenido por muchos años en este sector tan importante de la vida nacional, que afecta el sosiego de gran parte de la sociedad, afectando indirectamente la productividad, el desarrollo y la estabilidad de otros factores económicos y sociales en el país.

Son tres los que se disputan la manzana de la discordia, pero para saber a quién realmente le corresponde. Cabe preguntarse primero: ¿Qué es el transporte público? ¿Es una actividad atribuible a la empresa privada? ¿Es un servicio público responsabilidad del Estado? ¿Es un derecho inalienable de los usuarios? He aquí los tres en disputa.

Por un lado el Gobierno, quien posee el atributo de la ley y el poder para organizar, reglamentar y controlar las actividades de este sector; pero también para invertir, financiar y subsidiar el costo de lo que ciertamente es considerado un servicio público clave, al cual el ciudadano tiene derecho y que, sintiéndose afectado directamente en su economía personal, puede llegar a manifestar un creciente malestar con visos de explosión o protesta social que no conviene a nadie, por atentar contra una estabilidad social que necesariamente el Gobierno debe procurar mantener, mediante políticas de control social dirigidas al bienestar y el bien común, del cual, el transporte público es un factor muy importante.

Por otro lado, se encuentran también las empresas privadas, personales o colectivas, que invierten en el sector transporte como cualquier negocio proveedor de servicios, y que en esencia, debe ser productivo y rentable a fin de poder autogestionarse. Debiendo sin embargo, considerar el carácter social en el que se fundamenta el servicio que prestan estas empresas.

Por su parte el tercero en discordia, el ciudadano de a pie o usuario, lógicamente ve al servicio de transporte público, como un servicio inalienable al que tiene derecho tal como el servicio de agua, la luz eléctrica o el aseo urbano, y cuya variabilidad de costos, terminan afectando significativamente su presupuesto familiar, amén de ser afectados también por las condiciones inseguras o inadecuadas del servicio.

La verdadera manzana de la discordia

Los precios del pasaje en el transporte público. La evidente realidad es que los gobiernos por años han venido, como se dice popularmente, escurriendo el bulto al respecto. Ocurrió por mucho tiempo en el sector educación, donde una falta de inversión estatal en planteles e instituciones educativas causó la proliferación de instituciones privadas en todo el territorio nacional, sustituyendo en la práctica, lo que por ley está establecido en la Constitución: la educación gratuita; es decir, la responsabilidad del Estado y los gobiernos en proveerla adecuadamente.

Exactamente lo mismo ha venido ocurriendo en el transporte público de superficie, urbano y extra-urbano, donde la prolongada desinversión estatal ha venido dejando prácticamente en manos privadas la responsabilidad social del transporte público, responsabilidad de un servicio social que tampoco ha sido delimitado y reglamentado adecuadamente, visto el caos que en él se ha evidenciado por años.

Ante el elevado costo actual, ya dolarizado, que implica tener y mantener operativas en perfecto estado las unidades del transporte público, al tiempo de dar seguridad social a sus operadores; y la evidente necesidad de revaluar los precios del pasaje a fin de autogestionarse para mantener un servicio que sea verdaderamente óptimo. Urgente y necesaria es la inversión del estado, sea ésta por vía de adquirir nuevas flotas de unidades de transporte para cumplir con el servicio público o, por vía del subsidio generalizado al sector en forma de mantenimiento y renovación de unidades.

De cualquier forma, la solución no se encuentra solamente en éstas medidas que el Gobierno debería efectivamente tomar para solventar más o menos el problema. Sino que además. La verdadera solución para que el ciudadano de a pie pueda adquirir y poseer con regalo su alfombra mágica que lo lleve con seguridad y sin demoras al trabajo o a cualquier lugar que necesite ir. Es la urgente elevación de los ingresos de la población acorde a la realidad que se observa en los precios de todos los productos y servicios, y -no es el combate la solución- sino la definitiva eliminación de la hiperinflación que consume atrozmente el valor adquisitivo de los ingresos percibidos por la población.

La canasta básica familiar de acuerdo con el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cendas)1 medida para el mes de agosto de 2016, se encontraba en 502.881,34 de bolívares, ahora, ya para septiembre de 2017, hace rato que superó con exceso los 2 millones. Si se realizaran las correcciones debidas y necesarias en toda una economía nacional productiva, y el salario mínimo pudiese –no aumentarse- sino ajustarse integralmente sin que esto significara otro repunte inflacionario. Seguramente Aladino ya no necesitaría ni el camello ni la mula, viajaría en un sistema de transporte más cómodo y eficiente, y definitivamente tendría suficientes ingresos con qué pagarlo fácilmente. Tendría entonces acceso a la tan ansiada alfombra mágica.

Fuente: URL. http://www.notilogia.com/2016/09/precio-de-la-canasta-alimentaria-venezuela.html

Gente de Hoy presenta contenidos en política, economía, opinión, farándula, turismo, entretenimiento, hoteles, educación, mundo gastronómico, deportes y temas de investigación de relevancia en Estados Unidos, América Latina y el mundo.

Continue Reading
Advertisement
Comments

Opinión

Decidida a ser Madre en solitario

El deseo de la mujer de cumplir la posibilidad de la maternidad que no ha podido lograr bien sea por dificultad en las relaciones de pareja, ejercicio de la profesión, compromisos laborales u otras circunstancias, ha hecho que ella acceda a ser madre en solitario, acariciando la idea de construir su propio destino bien sea a través de un donante anónimo

Published

on

Dia de las madre a distancia
Decidida a ser Madre en solitario

Por: Edicta Gómez Merchán.- El deseo de la mujer de cumplir la posibilidad de la maternidad que no ha podido lograr bien sea por dificultad en las relaciones de pareja, ejercicio de la profesión, compromisos laborales u otras circunstancias, ha hecho que ella acceda a ser madre en solitario, acariciando la idea de construir su propio destino bien sea a través de un donante anónimo, por adopción o las que sin estar buscando una maternidad biológica aceptan la misma antes que permitir un aborto, y por decisión propia y luego de un proceso de mucha reflexión enfrentar conscientemente una serie de retos y desafíos como son la gestación, el parto, el cuidado, la educación y la manutención de su hijo, sin contar con otra ayuda que con su propio esfuerzo tanto económico como personal; manifestando un gran coraje que está decidida a superar.

Emprender el camino de la maternidad en solitario, sin una pareja y estar consciente del compromiso y responsabilidad que debe afrontar, están relacionados muy de cerca con el entorno emocional, económico, social, laboral, influyendo en ella ciertos factores, como por ejemplo, no conocer a alguien, para ese momento, que cumpla con las expectativas como para desempeñar el rol del padre deseado para su hijo, así también estar en la edad límite para la gestación, el elevado índice existente en las relaciones de pareja, el aumento en la disolución del matrimonio, las separaciones, los reclamos por paternidad, los derechos legales de los niños, entre otros.

Generalmente el perfil de esta decidida mujer, conocida como madre soltera por elección, que acude a la reproducción asistida está en la edad de la mayoría de ellas que oscila entre los 35 y los 45 años, las cuales poseen un alto nivel académico, son activas, con empleo estable, poder adquisitivo y económicamente solventes, son independientes, autónomas, viven la experiencia, lo que a la vez las lleva a empoderarse y ser muy capaces para llevar un proyecto de familia en solitario, se consideran autorrealizadas. De hecho cada vez más parejas de homosexuales o lesbianas quieren hacer realidad su sueño de ser madres.
¡FELIZ DÍA DE LAS MADRES!

Continue Reading

Opinión

Teoría de las Zonas financieras optimas

Desde que Robert Mundell (1961) propusiera su teoría de las Zonas Monetarias Óptimas (ZMO), la economía global ha experimentado cambios fundamentales en sus mercados financieros y tecnológicos. Las instituciones financieras invierten y crean productos financieros para respaldar procesos de innovación y producción del sector corporativo. Asimismo, ha cambiado el entorno de apoyo institucional y regulatorio a la actividad financiera y real. La propuesta de Mundell (1961) estuvo centrada en la unificación alrededor de una moneda común, dentro de un entorno regulatorio en el que existían límites a los niveles de las tasas de interés y tipos de cambios (fijos y supervisados), así como en los movimientos de capital.

Published

on

Teoría de las Zonas financieras optimas

Dr. Douglas Ungredda*.- Desde que Robert Mundell (1961) propusiera su teoría de las Zonas Monetarias Óptimas (ZMO), la economía global ha experimentado cambios fundamentales en sus mercados financieros y tecnológicos. Las instituciones financieras invierten y crean productos financieros para respaldar procesos de innovación y producción del sector corporativo. Asimismo, ha cambiado el entorno de apoyo institucional y regulatorio a la actividad financiera y real. La propuesta de Mundell (1961) estuvo centrada en la unificación alrededor de una moneda común, dentro de un entorno regulatorio en el que existían límites a los niveles de las tasas de interés y tipos de cambios (fijos y supervisados), así como en los movimientos de capital.

Para facilitar los ajustes domésticos se proponía la flexibilidad de precios y de salarios, y la movilidad intrarregional del recurso laboral, como condiciones para obviar el uso de la herramienta cambiaria y buscar la producción a plena capacidad y empleo, condiciones poco realistas. A la propuesta original de Mundell (1961) se sumaron, con sus variantes, las propuestas de Mc Kinnon & Oates (1966), Kennen (1969), Melitz (1995), Bayoumi (1994) y Tavlas (1994), quienes ajustaron la selección de variables y criterios claves.

Los supuestos fundamentales de tipos de intereses y de cambios fijos que sirvieron como telón de fondo a la teoría de Mundell (1961), se vieron alterados a partir del mes de agosto de 1971 con el anuncio que hiciera Richard Nixon, presidente de los EE.UU., suspendiendo la convertibilidad oro-dólar. Este anuncio transformo a los EE. UU, de custodio veedor del dólar como activo de reserva, a detentor de un “privilegio exorbitante” como afirmara el entonces presidente de Francia Charles de Gaulle . Este privilegio efectivamente otorgó a EE.UU. la posibilidad de incrementar a discreción la oferta de sus pasivos monetarios, sin que éstos perdieran atractivo como activo-refugio para los inversionistas y acreedores. Estos hechos y el mayor protagonismo cobrado por la cuenta de capitales y financieras para explicar la dinámica actual hacen que la arquitectura teórica de Mundell (1961) se haga insuficiente como instrumento teórico y metodológico para caracterizar las condiciones que propicien la integración monetaria y financiera. Razones de política real impiden la irrestricta movilidad internacional del factor trabajo y flexibilidad en los precios hacia abajo por evidentes limitaciones impuestas a las migraciones y la resistencia sindical a tocar salarios cuando las condiciones coyunturales se ponen difíciles. Una solución requiere entonces identificar relaciones de acumulación entre activos financieros externos como condición fundamental, así como de los flujos pasivos y comerciales como condición accesoria adaptadas según el nivel de desarrollo.

El proceso de apertura y flexibilización financiera dio mayor protagonismo a la cuenta financiera y de capitales de las balanzas de pagos, más que a la cuenta comercial, ejerciendo impactos cada vez más dramáticos en la estructura de la economía global. El factor trabajo permanece relativamente inmóvil, aun en los EE.UU., considerado como el epitome de una zona monetaria, donde es posible constatar diferencias en salarios nominales superiores al 20%, dentro de sectores económicos iguales, entre estados contiguos. Por otro lado, la inamovilidad del factor trabajo se hace menos relevante cuando se usan tecnologías de trasmisión de dato en tiempo real y mecanismos de coordinación entre grupos de trabajos en lugares distantes. Esta tendencia es común entre EE.UU., la Eurozona y Asia. Esta forma de organización puede crear patrones de acumulación entre las economías. La importancia relativa del factor capital respecto al factor trabajo, puede apreciarse en los Gráficos 1 y 2 donde se muestra, respectivamente, cómo disminuye la contribución de los sueldos y salarios al Ingreso Nacional Bruto y cómo aumentan las ganancias corporativas después de los impuestos, expresados como un porcentaje del PIB.

Gráfico 1. Contribución de los sueldos y salarios al Ingreso Nacional Bruto en EE.UU.
Grafico 1 300x200 Teoría de las Zonas financieras optimas
Fuente: Federal Reserve Bank of St. Louis- FRED (https://fred.stlouisfed.org) (2016).

Gráfico 2. Ganancias corporativas ex. impuestos (% PIB).
Grafico 2 300x185 Teoría de las Zonas financieras optimas
Fuente: Federal Reserve Bank of St. Louis- FRED (https://fred.stlouisfed.org) (2016).

Ante la flexibilización de los tipos de cambio y avances en el estado del arte en la estimación econométrica, hicieron que los planteamientos originales de Mundell (1961) recibieron cuestionamientos por Mooslechner & Schuerz (1999), Wyplosz (1999), Hughes et al (1989) y Ghosh & Masson (1994), citados y cuyos planteamientos fueron resumidos en Schelkle (2001), los cuales se enfocaron en los siguientes aspectos fundamentales:

• El tipo de cambio es un activo financiero por derecho propio. Su precio varía constantemente, generando volatilidad y haciendo inviable su selección como variable objetivo.

• El equilibrio de corto plazo, aunque modelable por la presencia de variables exógenas, pierde utilidad en el mediano y largo plazo. Lucas (1976) criticó los modelos de equilibrio general para modelar el mediano y largo plazo utilizando criterios que son de corto plazo. Esto porque las decisiones de política provocan reacciones defensivas en la población que las anticipa y modifican. En consecuencia, en el problema planteado por la endogeneidad, todo intento de identificación a priori de variables es un ejercicio estéril.

• Diferentes niveles de crecimiento implican un mayor grado de divergencia en el ingreso, dado que las economías con crecimiento menor dirigen sus flujos de inversión hacia economías de mayor crecimiento. Esto gracias a diferencias en niveles de productividad del trabajo y del capital, así como diferencias en costos e ingresos. En este sentido, De Grauwe (1997) destaca que uniones monetarias pueden registrar problemas por diferencias en las tasas de crecimiento entre economías miembro, diferencias en centralización en los mercados laborales y distintas preferencias de la población hacia la inflación.

Esta vertiente, en esencia, concibe a la zona monetaria como una zona de coordinación de estrategias de políticas monetarias individuales. Adicionalmente, concluye que, si a mediano plazo todas las variables son endógenas, incluida la variable objetivo (tipo de cambio real), resulta inútil cualquier intento de identificación apriorística de criterios para la integración.

De lo planteado por la segunda vertiente, se puede extraer la idea central de que la integración puede resultar, independientemente de las condiciones iniciales en que nace este proceso. Esto lleva a pensar que la integración entre economías muy disímiles es posible, siempre que exista una coordinación de política monetaria y de estrategias de desarrollo.

Sin embargo, la evidencia empírica no necesariamente se ajusta a este planteamiento, tal como se verá en la presente disertación. Esta coordinación, además de ser afectada por procesos geopolíticos, está condicionada a las dinámicas de acumulación de activos externos y de pasivos financieros, que son los que determinan la postura comercial externa neta, según Lane & Milesi Ferretti (2004).
Los procesos de acumulación de pasivos y activos, son resultado de decisiones independientes o no, por agentes externos y domésticos, quienes se basan en horizontes de tiempo variables. Sin embargo, las herramientas econométricas utilizadas hasta entonces eran demasiado restrictivas, dado que asumían una relación de causalidad unidireccional cuando para este enfoque se requiere incorporar herramientas de análisis de series de tiempo, las cuales pueden asumir la endogeneidad y la interdependencia.

De hecho, la propuesta planteada por mí en mi trabajo doctoral y resumida en el presente artículo, propone incorporar como condición para la integración, el estudio de los patrones de acumulación de activos y pasivos (flujos financieros) registrados en la cuenta de capitales y financiera de la balanza de pagos, como expresión de comportamientos históricos y expectativas de agentes con una visión a futuro, que no han descontado toda la información por la incertidumbre. Este enfoque de análisis constituye la esencia de esta tercera vertiente.
Se parte del principio de que la Posición de Inversión Internacional (PII) de una balanza de pagos registra cambios a medida que la economía evoluciona en el tiempo. Sus sectores económicos domésticos (público y privado) asumen decisiones de inversión, gasto y ahorro, que se reflejan en los patrones de financiamiento externo y en la acumulación neta de activos en la PII. Los cambios de posiciones activas y pasivas asocian economías, según combinaciones de largo plazo que pueden ser validadas con el estudio de series de tiempo correspondientes a acumulaciones de activos y pasivos financieros de varias economías, a los fines de identificar patrones consistentes. Por otra parte, el sector externo caracterizado por la cuenta financiera y de capital cuenta con una serie de elementos que en efecto son sensores de la actividad financiera y económica y representan señales precursoras de las actitudes de los sectores corporativos, sector monetario, el mercado de capitales y el sector fiscal tanto domésticos como externos que permiten reexaminar la teoría de las Zonas Monetarias Óptimas de Robert Mundell (1961) bajo una nueva perspectiva.

Otro elemento a tener en cuenta es que las economías demuestran características en sus balanzas de pagos y su grado de desarrollo alcanzado caracterizan los patrones de acumulación. Las etapas en esencia pueden dividirse en dos:

• Etapa Comercial: Propia de economías deudoras netas cuyos procesos productivos son financiados por el ahorro externo. Es una etapa que abarca desde etapa del subdesarrollo hasta economía emergente. Sus tipos de cambios reales tienden a ser consistentemente subvaluados en términos reales como resultado de políticas cambiarias para subsidiar la producción local y limitar las importaciones de bienes de consumo. Los activos acumulados bajo esta etapa son la contrapartida financiera que resulta de las exportaciones comerciales.

• Etapa Tecnológica: Es la etapa más avanzada, de países cuyo desarrollo tecnológico les consiente acumular activos tecnológicos externos a una tasa tal que les produce retornos bajo forma de dividendos y regalías en la cuenta de ingresos del saldo en cuenta corriente y la cuenta de capital por venta de patentes a terceros. En esta etapa es concebible que una economía soporte saldos comerciales negativos, sea porque sus monedas ya son aceptadas como activos de reservas por el resto del mundo y sus excesos de consumo son posibles por la confianza del valor de sus activos externos y de sus retornos.

Estas etapas pueden ser reversibles y hay garantías que la una etapa conduzca lógicamente a la siguiente, dado que todo dependerá en la calidad de las políticas públicas implementadas y la consistencia de las mismas. La relación entre flujos financieros no limita la integración económica entre países que estén unidos por fronteras comunes.

Metodológicamente, la relación entre flujos entre grupos de países se puede detectar a través de la Cointegración usando paneles de datos balanceados según la metodología de identificación de cointegracion de Pedroni (1999) y Kao (1999). De la evidencia recabada en la investigación es posible concluir lo siguiente:

1- La movilidad del factor trabajo no es una condición necesaria para la conformación de una Zona de Integración. Esta conclusión es contraria al criterio que Robert Mundell establece como requisito para la integración.
a. Asia Pacífico en general y el Sureste de Asia en particular, cumplen con las condiciones para la conformación de una zona financiera, siempre que se resuelvan los condicionantes de orden geopolítico.
b. La Eurozona, siendo una zona monetaria, también demuestra resultados parciales, sin cumplir aún con todos los requisitos para conformar una Zona Financiera Óptima. Por otra parte, la Zona Euro a pesar de sus dificultades seguirá siendo una zona de integración monetaria porque el proyecto geopolítico que la valida es una variable fundamental a fines de neutralizar los intereses que países como Rusia pudieran tener en la estabilidad de la Eurozona. Sin embargo, deben redoblar esfuerzos para hacer coincidir en mayor grado los perfiles y relaciones de largo plazo entre flujos activos y pasivos, además de aumentar su variedad y consistencia. La Zona Mediterránea debe seguir reduciendo sus costos financieros para hacerlos converger con sus socios de las economías del Norte.
c. América Latina, no evidencia cointegracion de flujos financieros ni comerciales que permitan conformar una zona de integración. Esto, a pesar de los esfuerzos en materia de integración comercial.
d. Está claro que dimensión geopolítica es una variable indispensable a la hora de establecer zonas financieras. Por ejemplo, si bien los resultados apuntan claramente a una posibilidad de integración financiera para la zona del Sur Este de Asia, y parcialmente para la zona de Asia Pacifico, dado que sus flujos poseen elementos fundamentales para buscar una propia identidad como área financiera y monetaria, un proyecto así es factible, teniendo como telón de fondo un acuerdo geopolítico que valide esta propuesta.

2- La cuenta de capital y financiera de la balanza de pagos es la fuente de información fundamental para evaluar las posibilidades de integración entre países y también detectar problemas latentes de estabilidad macroeconómica y externa, por ser un sistema de sensores integrados a los sectores monetario, corporativo y sector publico doméstico y externo. Los cambios en la acumulación de activos constituyen señal de un choque externo o un juicio cualitativo que sectores domésticos y externos hacen sobre las condiciones actuales y esperadas de la economía y las políticas públicas implementadas.

3- Desde el punto de vista metodológico, la identificación de relaciones estables de flujos financieros entre países en la cuenta de capitales, a través de la cointegración, constituye un aporte novedoso para abordar los análisis para la integración monetaria, financiera y comercial de los países. En consecuencia, cualquier otra variable, sea esta real o financiera considerada, debería validar las conclusiones alcanzadas.
Esta nueva visión, justifica la formulación de una nueva propuesta teórica para la integración, la cual se denominó: “Teoría de las Zonas Financieras Óptimas”. Si bien un término más preciso aplicable sería el de la ‘Teoría de las Relaciones Estables de Flujos Financieros’ escogimos el anterior como un reconocimiento al trabajo pionero del Dr. Robert Mundell en materia de integración monetaria, además de referirnos a condiciones de estabilidad entre series de tiempo, que nuestra propuesta describe como necesarias para la integración entre países. El termino optimo, se ha de diferenciar del significado que cobra bajo la óptica del análisis matemático convencional.
Con esta investigación se aspira a ofrecer un aporte a la discusión de la posibilidad de conformar zonas financieras y monetarias, vista la integración como el intercambio financiero, y más allá de los flujos comerciales.

Dr. Douglas Ungredda
Profesor de Finanzas Internacionales*

dungredda@gmail.com
Caracas, Venezuela

Continue Reading

Opinión

Aléjese de los fracasados

Las personas frustradas son inmensamente terribles, piensan que si alguien está a su alrededor debe sufrir también porque ellos no tienen derecho a pensar en felicidad; los fracasados sienten envidia de los que triunfan y cada vez que tienen oportunidad le lanzan sus críticas venenosas, los molestan hasta hacerlos sufrir, son resentidos que hacen que su resentimiento llegue hasta los más indefensos de su entorno.

Published

on

Aléjese de los fracasados
Aléjese de los fracasados

Por: Edicta Gómez Merchán*.- Las personas frustradas son inmensamente terribles, piensan que si alguien está a su alrededor debe sufrir también porque ellos no tienen derecho a pensar en felicidad; los fracasados sienten envidia de los que triunfan y cada vez que tienen oportunidad le lanzan sus críticas venenosas, los molestan hasta hacerlos sufrir, son resentidos que hacen que su resentimiento llegue hasta los más indefensos de su entorno.

El fracaso de los demás es un estímulo a sus propios fracasos y se regocijan cuando constatan que también los demás fracasaron, que andan de mal en peor; sus frustraciones son compensadas disfrutando de los sinsabores ajenos.

Son proclives a dar noticias negativas, magnificadas y tergiversadas. Se empeñan en amargarse la vida recordando y viviendo historias dolorosas de su propio pasado, culpando a los demás de sus malestares, agrediéndolos de palabra u ofendiéndolos. “Que si a su papá le servían refresco y a él agua, que si el progenitor comía carne y él caraotas”. De verdad que esos recuerdos recurrentes son obstinantes y lo peor es que quieren hacer partícipes de sus vivencias desagradables a quienes nada tienen que ver.

Jamás se preocupan por hacer felices a otros, pocas veces sonríen, siempre están a la defensiva, siembran cizaña tanto en el trabajo como en la familia, viven en conflicto consigo mismo, de hecho no aceptan a nadie porque tampoco se aceptan a sí mismo.

El odio que dejan a su alrededor es porque se odia igualmente; divide y se ensaña contra el que según sus adentros lo haga su enemigo. Clava la espada y el puñal por la espalda sin ningún remordimiento, sin importar el grado de afinidad que pueda tener, así sean familiares, amigos o compañeros de trabajo. Esta mochila llena de fracasos lo acompaña mientras viva y si no toma conciencia jamás podrá disfrutar de las oportunidades de agradar, sonreír, convivir en paz, generar felicidad.

No creen en nada, ni en nadie, acusan a diestra y siniestra a quien sea, inventan y se creen sus propias mentiras haciéndolas verdaderas. Quien lo oye le cree porque lo dice con tal propiedad que lo menos que se imagina es que su mente, su espíritu, su alma está llena de basura, escombros, agonías, negaciones, lamentos, improperios, egoísmos, de sufrimientos. Estas personas siempre nadan contra la corriente, se inventan problemas, sufren de preocupación y ansiedad, sumergidos en las más profundas aguas sucias; son aburridos e insatisfechos, piensan que los demás lo van a vivir, le van a quitar lo poco que tiene, que nadie les da nada, se hacen las víctimas, se sienten solos y hacen de su soledad un templo, desafían el mundo, se consideran incomprendidos e incomprensibles para sí mismos; viven atormentados, sacan a relucir constantemente sus problemas matrimoniales o profesionales y todos son culpables menos ellos.

Actúan como si los muros estrechos de una cárcel le aprisionaran su salida del foso mental en que se encuentra atrapado, siente que está cercado. Desea mucho y puede muy poco, a veces lucha por agradar a alguien y no lo consigue, busca la armonía consigo mismo y con los demás y sin embargo siempre está en tensión. Es terco cuando de hacer daño quiere y lo hace de manera obsesiva, tienen mecanismos de disimulo pero interiormente son pura tristeza y dolor. Nunca las heridas cicatrizan porque les dan vida al recordar los hechos desagradables una y otra vez. Los resentimientos y presentimientos se le fijan en su interior vivamente como dagas clavadas en su propia carne.

Estas personas deben revisarse, aprender a vivir en paz con su conciencia, así como tratar de arrancar las raíces de las penas y dolores; comenzar por quererse a sí mismo y ser feliz, sin hacer daño a los demás que no son responsables de sus desgracias y sus fracasos. Lo recomendable es acudir a un profesional quien a través de sus terapias le permita algo de tranquilidad, sanar heridas, olvidar desventuras, disfrutar de las bondades de la vida.

No permitan que personas que reúnan alguna de estas condiciones logre desestabilizarle emocionalmente, pues nadie absolutamente nadie está autorizado para hacerlo. Ni piense que lo van a sacar de estos estados de ánimo, así que aplique la técnica de convertirse en sordo o sorda, cambie la conversa, vaya al baño o invéntese cualquier excusa y aléjese. Amémonos que cuando su espejo le refleje su rostro, su entrecejo estará distendido, el rictus de su boca sonríe e irradiará una luz llena de fe, esperanza, fuerza, paz, amor. Usted es un regalo de la vida, alégrese de sus éxitos. Sus triunfos disfrútelos a lo grande, compártalos, sonría, contagie a los suyos de su energía. ¡Sea feliz!

• egomezm5533@hotmail.com / gmail.com
Twitter / Facebook: egomezm5533
Instagram:Edicta_Gómez_Merchán

Continue Reading

Tendencias