Enrique Márquez: El diálogo debe ser en beneficio del país no para que el gobierno saque provecho

Todos los partidos que conforman la Mesa de la Unidad Democrática están de acuerdo en no concurrir temporalmente a las reuniones exploratoria de negociación en República Dominicana, mientras no haya condiciones claras por parte del gobierno de Nicolás Maduro y su intención de avanzar en este proceso, que permita al país salir de la crisis.

Así lo ratificó el Presidente Ejecutivo del Partido Un Nuevo Tiempo, el diputado a la Asamblea Nacional por el Estado Zulia, Enrique Márquez, a propósito del anuncio por parte de la MUD en la vocería de Luis Florido sobre el retiro temporal de la oposición en las reuniones exploratorias que se realizan con el gobierno en República Dominicana.

Indicó que es fundamental que el gobierno cumpla con una serie de aspectos fundamentales que permitan darles credibilidad a las negociaciones y generar el ambiente interno en el país adecuado para que sea positivo para todos los venezolanos.

“Desde la MUD consideramos que el diálogo debe ser útil para el país, tiene que ser una negociación donde las necesidades del pueblo deben ser tema prioritario, el centro de nuestros esfuerzos, la construcción de una solución a los graves problemas que tiene el país”.

El diputado Márquez aspira que estos inconvenientes surgidos por parte del gobierno deben subsanarse por el bien del país. “Nosotros hemos sido claros, no hay ambiente para volver a las reuniones”. Sin embargo, no descarta que una vez se cumplan con las condiciones vuelvan a dialogar.

“Este dialogo no puede servir para lo que el gobierno pretende de querer sacar provecho electoral, tratando de malponer a la oposición. Este dialogo insisto tiene que servir para el país y las exigencias que hemos puesto en la mesa lo que persiguen es devolverles la paz y la tranquilidad a los venezolanos, con las garantías internacionales, humanitarias y electorales claras”.

Por otra parte, al referirse a la lista publicada por el Departamento de Estado norteamericano, que implicaría a representantes del Alto Gobierno en diferentes hechos, señaló Márquez que estos funcionarios civiles y militares venezolanos, señalados y acusados por el gobierno de los Estados Unidos, por supuestos hechos de corrupción, violación a los derechos humanos y otras irregularidades, le deben una explicación al país.

“El gobierno de Estados Unidos está ejerciendo una acción unilateral, contra un grupo de funcionarios a quien le impiden la entrada a esa nación, y algunos de ellos para enjuiciarlos. Es una lástima que Venezuela caiga en boca del mundo por esa razón y señaló que todo aquel funcionario que tenga en su haber actuaciones alejadas a la ética, la moral y la ley, tendrá en algún momento que enfrentarse a la justicia, dentro o fuera del país”.

Fuente: 2001

Sé el primero en comentar

Deja un comentario