Cosas que no debes dejar en la cuna del bebé

Si algo es incomparable es la emoción de los nuevos padres al traer a su hijo por primera vez a la casa. Sin embargo, el mejor ambiente en que los infantes pueden dormir es uno seguro, y eso pasa por la cuna del bebé.

Cuando una se está preparando para ser madre, la lista de cosas por adquirir parece interminable. Desde la ropa para los primeros 6 meses, hasta los teteros, la pañalera, coche, y juguetes; sin olvidar los muebles del cuarto, como la cuna, una cómoda-mesa cambiadora y estantes para almacenar todo.

Luego de elegir un colchón orgánico y el móvil decorativo, hay ciertas recomendaciones de seguridad que todos los padres deben considerar. Y esto se debe a que el desorden puede causar las más graves consecuencias.

5 COSAS QUE NO DEBES DEJAR EN LA CUNA DEL BEBÉ

ALMOHADAS

No importa que tú no puedas dormir sin ellas, los bebés son diferentes. Durante los primeros meses de vida, es mejor acostarlos boca arriba, sin ningún tipo de soporte que les haga inclinar la cabeza. ¿La razón? Pueden ahogarse o sofocarse en cuestión de minutos. De hecho, la asociación de pediatría americana sugiere esperar hasta que cumplan el año y medio.

MANTAS GRUESAS

Todas las mamás se preocupan que su hijo o hija pase frío por la noche; pero eso no significa que los tengas que arropar con cobijas de más de una capa. Para evitar resfríos, mejor vístelo con un monito más grueso y usa una sabana ligera.

JUGUETES DE CUALQUIER TIPO

Por supuesto que al ver imágenes de cuartos infantiles, estos están perfectamente ornamentados; pero todos los muñecos rellenos y felpudos deben quedar fuera de la cuna del bebé.

Además de ocasionar reacciones alérgicas, al moverse pueden bloquear el suministro de aire. Te aconsejamos, retirarlos o atarlos a uno de los extremos, cuidando que o queden sueltos.

DISPOSITIVOS

Nos referimos específicamente al monitor que ya se ha hecho popular en el mundo. Éste hay que colocarlo al menos a un metro de distancia, nunca dentro de la cuna del bebé. Si llora o se despierta, lo escucharás igualmente.

CORDONES

Obviamente estos son riesgosos y puedes estar segura que no los dejarás en su cercanía. Solo ten la misma precaución al situar la cuna; es decir, lejos de una ventana o de las esquines donde cuelguen las cuerdas de persianas o cortinas.

Incluso, al ir creciendo, los bebés pueden usarlos para impulsarse y tratar de salir de la cuna, y esto puede derivar en un accidente.

Recuerda, ¡siempre es mejor prevenir!

Fuente: Eme de Mujer

Sé el primero en comentar

Deja un comentario