Jimi Hendrix: El mítico guitarrista que revolucionó el rock con su originalidad y excesos

Cantante, guitarrista y compositor estadounidense, Jimi Hendrix, falleció un día como hoy en 1970 a causa de una sobredosis de barbitúricos.

Sin embargo su talento quedó inmortalizado, ya que es considerado por muchos como el mejor guitarrista de todos los tiempos, a pesar de haber partido a los 27 años.

Hendrix, quien en 2017 estaría cumpliendo 75 años, estuvo influenciado por el rock and roll y el blues eléctrico, lo que definió el estilo rock de sus interpretaciones.

Era zurdo y admirador de Bob Dylan y Elvis Presley. Sus presentaciones se caracterizaban por usar amplificadores con distorsión y lograr efectos sonoros increíbles, además de varias veces incendiar su guitarra y hasta tocar este instrumento con la boca en pleno escenario.

Primeros años

Jimi Hendrix nació el 27 de noviembre de 1942 en el King County Hospital de Seattle en el estado de Washington, Estados Unidos, de madre con ascendencia amerindia y padre afroamericano.

Su nombre al nacer era Johnny Allen Hendrix, luego lo cambiaron por el de James Marshall Hendrix en memoria del hermano fallecido de su padre Leon Marshall Hendrix.

Hendrix consiguió su primera guitarra acústica a la edad de 14 años. Se unió al ejército de los Estados Unidos como paracaidista y al año siguiente obtuvo su licencia.

Poco después, se mudó a Clarksville, Tennessee y comenzó a tocar en algunos conciertos en el conocido como Chitlin’ Circuit. Trabajó con artistas del soul como B.B. King, Sam Cooke, Jackie Wilson y el dúo Ike & Tina Turner.

En 1964 formó en Nueva York su primer grupo y compuso algunas canciones; por aquel entonces fue descubierto por Chas Chandler, el bajista del grupo The Animals, quien lo invitó a actuar en Inglaterra.

Consagración

El éxito le llegó en el Reino Unido, durante la gira que realizó entre 1966 y 1967, con su grupo The Jimi Hendrix Experience, trío en el que compartía créditos con Noel Redding y Mitch Mitchell.

Temas como Purple Haze, The Wind Cries Mary y Hey Joe llegaron al tope de inmediato en las listas inglesas de éxitos.

Al regresar a Estados Unidos, se puede decir que sí fue profeta en su tierra, y tal hecho se evidenció con su actuación en 1967 en el Festival Pop de Monterey en California.

Su presentaciones se hicieron más explosivas y en marzo de ese año, fue llevado al hospital con quemaduras después de prender fuego su guitarra por primera vez en el Teatro Astoria de Londres.

Tres años más tarde, Hendrix encabezó el legendario Festival de Woodstock en 1969, donde quedó para la historia su interpretación del himno de Estados Unidos.

Adicción y un accidentado final

A medida que experimentaba la fama, su adicción por las drogas y el alcohol se agudizaron. Después de 1967, comenzó a fumar cannabis y hachís de forma prolongada y tomaba anfetaminas y LSD, sobre todo mientras estaba de gira.

“El alcohol después se convirtió en el azote de su existencia, llevándole a tener ataques de ira y a veces violencia física atípica”, según señalaron los escritores Steven Roby y Brad Schreiber.

Hendrix, a menudo, cuando bebía mucho alcohol o lo mezclaba con otras drogas se enfadaba y se ponía violento, tal como pasó con el incidente de un hotel en Estocolmo, Suecia, además de cargos por posesión de droga en Canadá.

El 18 de septiembre de 1970, a la edad de 27 años, fue encontrado muerto en un hotel de Londres.

De acuerdo con el médico que lo atendió inicialmente, Hendrix murió asfixiado en su propio vómito, compuesto principalmente de vino tinto.

Sin embargo, su muerte es objeto de controversia hasta la actualidad. Se unió así al club de los 27, trágica coincidencia de músicos famosos que han muerto a esa edad.

Su legado

A pesar de que su carrera solo duró pocos años, Hendrix es considerado uno de los guitarristas más influyentes de la historia del rock.

Recibió varios premios durante su vida y de forma póstuma. En 1967, los lectores de Melody Maker le votaron como el mejor músico popular del año y en 1968, Rolling Stone le nombró músico del año.

En 1970, Guitar Player lo votó como el mejor guitarrista del año. The Jimi Hendrix Experience entró en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 1992 y en el UK Music Hall of Fame en 2005.

Rolling Stone posicionó sus tres discos Are You Experienced, Axis: Bold as Love y Electric Ladyland, entre los 100 mejores discos de la historia y a él como el mejor guitarrista y el sexto mejor artista de todos los tiempos.

En 1992 se le concedió un Grammy a toda su carrera y en 1999 dos por sus álbumes Are You Experienced y Electric Ladyland.

En 2000, se le concedió un Grammy por su canción “Purple Haze”. El tributo de Hendrix a “The Star-Spangled Banner” ganó un Grammy en 2009.

Datos curiosos

-Jimi Hendrix nunca tomó lecciones de Guitarra o aprendió como leer acordes de guitarra.
-El apodo de Hendrix en su niñez fue el de Buster.
-El hecho principal que elevó a Hendrix a la fama mundial fue su actuación en el Monterey Pop Festival.
-Jimi Hendrix fue detenido una vez por conducir un auto robado. Se le dieron dos opciones a escoger: 2 años de cárcel o meterse en el ejército. Escogió esto último.
-Tiene una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, en 6627 Hollywood Blvd.
-Jimi Hendrix fingió ser gay para evitar ser enviado a la guerra. Por ello, su sexualidad hasta el día de hoy es un asunto de controversia.
-Jimi reclamaba que su música se llamara “música eclesial eléctrica”, porque estimaba que la música es una religión.
-La estatura de Jimi Hendrix era de 1,80 metros.
-Él es el número 1 en la Lista de Rolling Stone de los 100 Mejores Guitarristas de Todos los Tiempos.
-Jimi tuvo cuatro nombres diferentes: Johny Allen Hendrix, James Marshall Hendrix, Jimmy Hendrix y Jimi Hendrix. También tenía dos alias: Maurice James y Jimmy James.

Fuente: Globovision

Sé el primero en comentar

Deja un comentario