Estos son los efectos del agua caliente en tu piel

Para muchos, debido al frio, resulta casi imposible no bañarse con agua caliente. Sin embargo, las altas temperaturas podrían ocasionar una serie de repercusiones en nuestra piel. Te contamos dichos efectos del agua caliente.

¿Qué ocasiona tomar un baño con el agua a una temperatura entre los 29°C y 37°C?

ESTIMULA LA VASODILATACIÓN

El agua caliente enrojece el cutis y si abusas de ella, el enrojecimiento puede volverse permanente y derivar en cuperosis, un problema de microcirculación en el cutis que requiere tratamiento para revertirlo o controlarlo, detalla el dermatólogo Ebert Quijano.

MEJORA LA CIRCULACIÓN

​Favorece la circulación sanguínea en todo el cuerpo. Sin embargo, evita la ducha caliente si tienes piel seca, dermatitis atópica, enrojecimiento en el cutis (eritema) o rosácea. En estos casos, báñate con agua fría o tibia, sugiere el dermatólogo Ebert Quijano.

ABRE LOS POROS

​El agua caliente abre los poros y facilita la limpieza profunda de la piel. Pero no abuses, el baño diario con agua caliente podría resecar la piel, refiere el dermatólogo Carlos Montenegro. Para evitarlo, recomienda aplicar loción humectante, incluso después del baño con agua fría o tibia.

SIN CASPA

​Lavarse el pelo con agua tibia o caliente no favorece la formación de seborrea ni de caspa, como se cree. Este problema aumenta en Lima en el invierno, porque está vinculado al frío y a la humedad, precisa el dermatólogo Ebert Quijano.

Fuente: Eme de Mujer

Sé el primero en comentar

Deja un comentario