Manchas en la piel ¿marcas permanentes o pasajeras?

La piel es sumamente delicada. Al estar expuesta, es más sensible a las agresiones del medio ambiente como el sol, la contaminación o la humedad; y entre las consecuencias están las temidas manchas en la piel. Sigue leyendo y conoce los diferentes tipos y cómo tratarlas.

“Las radiaciones solares estimulan la producción de melanocitos. Estas células son las que contienen un pigmento llamado melanina que es el que otorga el color bronceado a la piel”, aclara la Dra Francismar Lugo, médico estético de Energía Vital Activa. Tomar sol en exceso, y sin la protección adecuada, genera un desorden en su producción; y esto ocasiona que se acumulen en forma de pecas y manchas.

ENTRE LAS MANCHAS EN LA PIEL MÁS COMUNES ESTÁN:

Lentigos solares

De color marrón, planos e irregulares. Pueden aparecer en todo el cuerpo aunque son más frecuentas en la cara, escote y manos. Se confunden con las pecas, pero estos suelen ser más grandes. Éstas aparecen de forma generalizada, suelen ser más pequeñas y existe una predisposición genética.

Melasma

Aparece casi exclusivamente en mujeres. Entre las manchas en la piel, suelen agravarse durante el embarazo, con la menopausia o la toma de anticonceptivos. La frente, las mejillas y otras zonas de la cara en donde se evidencia con mayor frecuencia.

Una forma de evitarlas es el uso de protectores solares durante el día. Sin embargo, si ya se tienen, existen algunas opciones efectivas para eliminarlas.

TRATAMIENTOS COSMÉTICOS

Peeling químico: procedimiento de rejuvenecimiento en el que se le aplica una solución química con el fin de eliminar las capas superiores dañadas. Esto hace que luzca más joven y sin manchas.

IPL o luz pulsada: es una fuente lumínica de alta intensidad que actúa como un bisturí inteligente y barre todas las lesiones oscuras. El fotorejuvenecimiento reduce el tamaño del poro y la profundidad de las arrugas y ayuda a sintetizar nuevo colágeno; también educe las manchas tanto marrones como rojas y mejora la textura de la piel.

Láser Erbio-Yag: otro de los tratamiento para las manchas en la piel se basa en ablacionar capa por capa la epidermis. Así se logra el refrescamiento de la superficie. Tiene efecto peeling para remover la piel y tejidos no deseados y un efecto de bioestimulación del tejido.

“Es importante antes de someterse a cualquier tratamiento, consultar con un médico especialista que este en la capacidad de evaluar y diagnosticar asertivamente las opciones más beneficiosas para cada paciente”, explica Dra. Laura Blanco, médico estético de Energía Vital Activa.

Fuente: Eme de Mujer

Sé el primero en comentar

Deja un comentario