Portada Nosotros Nacionales Salud Contacto Politica Economia Entrevistas Opinion Regiones Tema de Investigacion Internacionales Sucesos Inicio
Inicio » Vida y Salud » Guía para conocer las harinas sin gluten

Tamaño de AA » AA | aa


Guía para conocer las harinas sin gluten

Ser celíaco es una enfermedad para la que parece que el remedio es sencillo, pero no lo es tanto. De hecho, los que no la padecemos no sabemos el sufrimiento que provoca a aquellos que tienen que sobrevivir a diario con ella. No se trata solo de evitar la harina de trigo, sino todos los derivados que les pueden causar daños y que se encuentran en productos en los que las etiquetas indican que puede haber trazas. Por ello, hoy en Vivir Salud queremos echarles una mano con una guía para conocer las harinas sin gluten.

Las harinas básicas

En la mayoría de los casos, los celíacos recurren directamente a alimentos pensados para ellos, que llevan el signo identificativo y que pueden asegurarles que no les producirán ningún daño. En todo caso, no siempre resultan ni económicos, ni fáciles de conseguir. Es por ello que pretendemos que esta guía de harinas te ayude a buscar recetas de las que partir, en las que ellas sean las protagonistas.

Todas las que te detallamos a continuación en nuestra guía de harinas sin gluten, las puedes encontrar en supermercados especializados o en las grandes superficies que ofrecen productos de gastronomías diversas, ya que muchas de ellas se utilizan de forma habitual en otras culturas.

Guía de harinas sin gluten

Harina de garbanzo: Aunque la legumbre es muy común en la dieta mediterránea, la harina no lo es tanto. De hecho, es bastante complicado encontrarla en cualquier tienda, pese a que su sabor consigue darnos la base dulce que necesitamos en la preparación de algunos postres. Es también perfecta para elaborar platos con bases del norte de África.

Harina de yuca: Uno de los vegetales latinos por excelencia, que cada vez se cuela más entre los aperitivos europeos es también la ideal para combinaciones de recetas aptas para celíacos. Aunque tampoco se le da toda la importancia que tiene, los nutrientes de la yuca y los muchos hidratos de carbono que aporta son perfectos para la alimentación de los más pequeños.

Copos de patata: Deben ser copos y no la harina de esta. Son perfectos para elaborar platos más complejos basados en el tubérculo que tanto gusta en todas partes del mundo. Por ejemplo, unas croquetas de copos de patata o unos pinchos con ellos como acompañante son la cena ideal para disfrutar sin problemas.

Harina de teff: Es quizás la menos conocida de todas, pero no por ello la menos importante. De hecho, con esta harina podemos hacer prácticamente todo tipo de preparaciones; tanto dulces como saladas. Original de Etiopía, el grano de teff es el más pequeño del mundo y precisamente por eso, la textura de esta es realmente fina y delicada. Es ideal para preparar panes y dulces.

Con los productos habituales que encontramos en el mercado para celíacos y con esta pequeña guía de harinas sin gluten creo que muchas de nuestras lectoras verán abiertas un montón de posibilidades culinarias exentas de gluten.

Fuente: Imujer

Comentario Aquí