Evacúan “La Casa Blanca de invierno” ante llegada del huracán Irma a Florida

El lujoso complejo “Mar-a-Lago”, la “Casa Blanca de invierno” del presidente de EE.UU., Donald Trump, fue evacuado hoy junto con el resto del rico condado de Palm Beach (sureste de Florida) ante la llegada del poderoso huracán Irma.

Además, la Trump Organization se ha visto obligada a cerrar otras dos propiedades en el estado, el Trump International Golf Club de West Palm Beach y el Trump National Golf Club de Jupiter.

En la cuarta de sus posesiones en Florida, el club de golf Trump National Doral Miami, la empresa ha pedido a quienes tenían reservas para este fin de semana que busquen alojamiento fuera del camino del huracán.

“Nuestros equipos en nuestras cuatro propiedades en Florida están tomando todas las precauciones necesarias y siguiendo los avisos de las autoridades locales y estatales para garantizar que todo el mundo está a salvo y seguro”, dijo hoy un portavoz de la Trump Organization a la cadena CBS.

Mar-a-Lago, donde el presidente pasó buena parte de los fines de semana del invierno, es un club exclusivo club social situado entre el Océano Atlántico y el Canal Intracostero del Atlántico que ha sobrevivido a numerosos huracanes desde su construcción en 1920.

Mientras, Trump y la primera dama, Melania, pasarán este fin de semana en la residencia presidencial de Camp David (Maryland) con los miembros del gabinete y sus parejas.

Está previsto que en ese encuentro sigan la evolución de la llegada de Irma al país y que aborden los retos del Gobierno para el nuevo curso.

El presidente pidió hoy a los ciudadanos a través de Twitter que salgan del camino de Irma, un huracán “de proporción épica” y “quizás mayor” de lo nunca visto en el país.

El gobernador de Florida, Rick Scott, alertó, por su parte, de que la “mayoría” del estado sufrirá el impacto de Irma, un huracán de categoría 4 que alcanzará la costa estadounidense en la madrugada del próximo domingo.

Irma, el huracán más poderoso registrado nunca en el Atlántico, se ha cobrado ya la vida de al menos 18 personas y ha dejado enormes daños materiales a su paso por las Antillas Menores y Puerto Rico.

Fuente: 2001

Sé el primero en comentar

Deja un comentario