Mala alimentación de enfermos en cárcel El Dorado afecta su recuperación

Dos de los jóvenes detenidos en la UPEL el 2 de julio padecen las penurias de la reclusión, pero también deben soportar los síntomas del paludismo

Abel Bandres Saldivia, hermano del estudiante José Saldivia, denunció este miércoles que tanto el joven como su compañero Alex González han demorado en recuperase del paludismo por la mala alimentación que reciben en el centro y otras deficiencias de las condiciones de reclusión.

Bandres Saldivia explicó que el jueves pasado permitieron que su hermano fuera tratado, tras haber sido comprobado que llevaba siete días con los síntomas de la enfermedad.

“Se le pudo administrar el tratamiento, lo único malo es que tiene que tener una atención médica más especializada. Las condiciones de la cárcel no ayudan, por el tipo de alimentación y el agua que consumen se hace más difícil que se recuperen”, explicó el allegado a El Nacional Web.

Explicó que las personas recluidas en el Centro Penitenciario El Dorado reciben agua del río Cuyuni y que su alimentación consiste en arroz y caldo de pollo o carne.

Detalló que uno de los más afectados por no percibir una alimentación adecuada es Alex González, quien padece también de gastritis.

“Queremos que José sea por lo menos trasladado a un centro asistencial o a otro centro de reclusión más humano”, acotó.

Justicia militar se fue de vacaciones

Los tribunales y la fiscalía militar se fueron de receso debido a la temporada vacacional. Abel Bandres explicó que esta situación afecta cualquier trámite que se pueda realizar para mejorar la situación de su hermano.

“Los tribunales se fueron de vacaciones. No hubo un pronunciamiento ni de la fiscal ni del juez. Los abogados no tienen acceso al expediente para que continúe el proceso. Además, no hubo una notificación formal sobre la audiencia que debe realizarse”, indicó el familiar.

Saldivia y González fueron detenidos por civiles armados el 2 de julio junto con otros estudiantes dentro de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), en Maracay, según las denuncias de lo ocurrido. Tiempo después, se conoció que fueron apresados en la comandancia de Poliaragua de San Jacinto, en la capital aragueña.

Dos días después, el Tribunal Militar 5° de Control de Aragua dictó la privativa de libertad para 10 de ellos en el Centro Penitenciario de El Dorado, localizado en el municipio Sifontes del estado Bolívar, cerca de la frontera con Guyana.

El tribunal aseguró que los estudiantes incurrieron en los siguientes delitos: instigación a la rebelión, sustracción de efectos pertenecientes a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), destrucción de fortaleza y violación de una zona de seguridad.

Familiares y allegados señalan que ellos fueron detenidos por protestar en contra del régimen. Abogados del Foro Penal han denunciado que los delitos imputados solo se aplican a la jurisdicción militar y no a la civil.

Fuente: El Nacional

Sé el primero en comentar

Deja un comentario