Venezolanos piden a Dominicana permisos de residencia

Un grupo de venezolanos que migraron a República Dominicana para huir de la crisis económica de su país pidió el martes a la Cámara de Diputados apoyo para que el gobierno les conceda facilidades a fin de obtener permisos de residencia y trabajo.

Esther Montilla, vocera del grupo, explicó en un encuentro con diputados que sólo desde el año pasado ingresaron al país unos 30.000 venezolanos con permiso de turismo y se han quedado en el país caribeño sin poder regularizar su estatus migratorio.

De acuerdo con las leyes locales, los turistas sólo pueden permanecer 30 días en el país y la falta de permiso de residencia les dificulta conseguir un empleo formal y los pone en riesgo de ser deportados.

Desde finales de 2015 se ha hecho frecuente la presencia de venezolanos en calles de las principales ciudades dominicanas, donde trabajan como taxistas, venden comida o incluso hacen malabares en las equinas en espera de que los conductores les den algunas monedas.

Montilla detalló que para quienes ya viven de manera irregular en Dominicana “es muy complicado, casi imposible tramitar documentos, como partidas de nacimiento”.

República Dominicana exige que antes de viajar los extranjeros tramiten en su país de origen, en la sede consular dominicana, una visa de trabajo o de residencia y lleven diversos documentos apostillados como actas nacimiento y cartas que certifiquen que no tiene antecedentes penales.

Montilla se reunió con una comisión encabezada por el diputado opositor Víctor Bisonó, miembro de la comisión dedicada a atender la situación de la comunidad de dominicanos en el extranjero.

Bisonó se comprometió a interceder para que el gobierno establezca algún mecanismo que permita a los inmigrantes regularizar su estatus sin tener que viajar a Venezuela para hacer trámites.

Recordó que durante los últimos años de la dictadura que vivió el país caribeño, de 1930 a 1961, Venezuela acogió a miles de dominicanos que huyeron de la tiranía.

Fuente: 2001

Sé el primero en comentar

Deja un comentario