Paro cívico capitalino estuvo “candela”

Con las autopistas despejadas, calles llenas de barricadas, comercios cerrados, enfrentamientos entre funcionarios de orden público y manifestantes, y fachadas de bancos rodeadas de adultos mayores, transcurrió el “paro cívico” convocado por la oposición en la capital y sus alrededores.

Desde tempranas horas de la mañana caraqueños y mirandinos comenzaron a trancar sus calles con árboles, escombros y cualquier clase de artilugios que impidieran el tránsito vehicular.

Durante un recorrido realizado por el oeste de la ciudad, habitantes de sectores como El Paraíso, La Villa y Montalbán declararon al Diario 2001 que desde la madrugada habían salido a la calle para “activar el trancazo y protestar contra el régimen”.

Represión. En la residencia Los Verdes de El Paraíso, sus vecinos tuvieron que apoyar sobre una camioneta uno de sus portones principales, en vista de que efectivos de la Guardia Nacional (GN) lo tumbaron con una tanqueta.

“Ya no le tenemos miedo cuando hacen eso; al contrario, nos dan más fuerzas para salir a protestar”, expresó un residente.

En Las Fuentes de El Paraíso, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) también fue a reprimir a los habitantes de la zona, sin embargo, según informaron algunos vecinos, los funcionarios se retiraron dado que todas las calles transversales estaban trancadas y “no encontraron forma de emboscarlos”.

Más de cinco horas bajo una lluvia de lacrimógenos y perdigones vivieron los vecinos de las residencias Victoria de El Paraíso.

Desde las 10:00 am jóvenes de la “resistencia” y funcionarios de la PNB mantenían una “guerra campal” que pasadas las 4:00 pm todavía no había terminado.

En otra residencia cercana al Centro Comercial Victoria Plaza de El Paraíso, los residentes denunciaron que efectivos de la Guardia no sólo reprimieron, sino además, le robaron la moto a un transeúnte y lo agredieron.

Por su parte, los habitantes de Montalbán trancaron todas sus transversales, según afirmaron, para impedir el paso de la PNB, quienes los habían intentado reprimir al medio día.

Desde el este de Caracas, el paro cívico se efectuó con mayor tranquilidad a excepción de Los Ruices, donde funcionarios arremetieron desde las inmediaciones del canal del Estado Venezolana de Televisión.

En respuesta a los ataques, los protestantes incendiaron un módulo de Ipostel situado en la misma zona.

Sube cifra de muertos. Los habitantes de Los Altos Mirandinos también se sumaron a la “hora cero”.

En San Antonio de Los Altos hubo barricadas y se reportaron enfrentamientos; además el diputado Richard Blanco confirmó la muerte de Ronney Tejera (24) tras recibir un disparo en el estómago en Santa Eulalia.

Paro comercial. La actividad comercial en Caracas durante la “hora cero” estuvo apagada. Centenares de negocios ubicados en avenidas como la Baralt, Urdaneta, Libertador, San Martín, Intercomunal de El Valle, Casanova, tenían sus santamarías abajo.

Tráfico liviano. Las principales arterias viales de la capital, tanto autopistas y avenidas, estuvieron libres de trancas vehiculares desde la mañana hasta el final de la jornada de protesta.

En el caso del transporte público, las camionetas por puesto continuaron el paro que habían convocado este miércoles.

El Metro de Caracas también lució desolado y cerró cuatro estaciones.

Fuente: 2001

Sé el primero en comentar

Deja un comentario