Músico detenido en las protestas huyó a España por intimidación del Sebin

La violencia y el abuso de los derechos humanos por parte de cuerpos de seguridad del Estado contra ciudadanos inocentes, se han convertido en “el pan nuestro de cada día” durante las protestas en Venezuela.

El pasado 4 de abril, el cornista Frederick Pinto fue detenido por la Policía Nacional Bolivariana mientras se dirigía a un ensayo. Sus fotografías y videos se hicieron virales. El joven trataba de escapar con su instrumento, pero los uniformados lograron alcanzarlo.

El diario El Nacional publicó una entrevista donde Pinto afirma que se fue a vivir a España, y que espera reunir el dinero para comprarse otro instrumento y presentarse en audiciones.

“Me arrestaron porque me querían robar el instrumento. Yo caminaba por la calle que va desde la iglesia de la Chiquinquirá hasta la avenida Libertador. Tenía que llegar a mi ensayo y vi que varios manifestantes corrían en mi dirección. Les empezaron a lanzar bombas lacrimógenas y saqué la pasta de diente que siempre cargo en el estuche. Como sé que tiene bicarbonato de sodio, me coloqué entre los ojos y encima de los labios. Unos policías que iban en moto empezaron a gritar que me agarraran. Cuando me capturaron, uno de ellos me preguntó cuánto valía el corno”, relató.

Pasó un día en El Helicoide. Un agente del Sebin le preguntó si el instrumento tenía un serial internacional, a lo que respondió afirmativamente porque pertenecía al Estado por ser del sistema de orquestas. Le hicieron firmar un acta de mi entrega. Un abogado de la orquesta, una abogada amiga de su mamá y una fiscal preguntaron por el corno. Pero nunca se lo devolvieron.

Frederick Pinto afirma desde España que empezó a recibir llamadas de intimidación. Su madre se puso muy nerviosa, por lo que empezaron a preparar todo para salir de Venezuela. Vivió alquilado en Parque Caiza. Durante 7 años formó parte de “El Sistema”. A España llegó el 5 de mayo a casa de una tía.

Mientras planificaba su viaje, le prestaron un corno para practicar, pero tuvo que devolverlo. Pinto tiene, por ahora, dos trabajos en España. Inició una campaña a través de GoFundMe con el propósito de reunir los 6.000 euros que necesita para comprar un corno usado. Hasta ahora le han donado 335.

Fuente: Canal de Noticia

Comentarios desde Facebook

Sé el primero en comentar

Deja un comentario