Trabajadores de las Américas condenan violencia a la Asamblea Nacional

La Alternativa Democrática Sindical de las Américas (ADS) repudió hoy “las graves agresiones” cometidas este miércoles contra diputados opositores en el Parlamento de Venezuela y exigió una “solución inmediata” de la “crisis humanitaria, social y política” en ese país.

Este miércoles, grupos adeptos al oficialismo irrumpieron, por segunda vez en ocho meses, en la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela y agredieron a diputados, periodistas y trabajadores, el mismo día que la Cámara aprobó convocar para el próximo 16 un plebiscito contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

El Parlamento, estuvo asediado más de siete horas por decenas de simpatizantes de la llamada revolución bolivariana, quienes lanzaron piedras, fuegos artificiales y objetos contundentes durante un ataque que se saldó con cerca de 20 heridos, entre ellos siete diputados.

La ADS advirtió de que en Venezuela “se está viviendo una inaceptable ola de violencia contra el pueblo que el continente no puede obviar”.

Reiteró su condena a “los hechos violentos” en la Asamblea Nacional, y advirtió que fue “tomado por asalto sangriento por los llamados colectivos armados afectos al oficialismo”.

La ADS expresó su “irrestricto apoyo” a la huelga general convocada por la Unión Nacional de Trabajadores de Venezuela (Unete), la Confederación General de Trabajadores de Venezuela (CGT) y Confederación de Sindicatos Autónomos de Venezuela (CODESA).

Además, rechazó “la ilegal Asamblea Constituyente” convocada el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, al advertir que tiene como fin “perpetuarse en el poder”.

La organización apoyó igualmente el plebiscito aprobado por la Asamblea Nacional “para que los venezolanos se expresen democrática y libremente en las urnas contra la Constituyente de Maduro”.

En ese contexto, indicó que “la violencia, las armas y la represión no pueden ser la respuesta del mandatario venezolano a las legítimas demandas del pueblo” y advirtió que la libertad de manifestar pacíficamente es un “derecho inalienable de los ciudadanos”.

Fuente: 2001

Sé el primero en comentar

Deja un comentario