Siete relatos absurdos

Por: Abogado Eddi Gilberto Rosales Sannazzaro*

1.- Hay personas que prefieren criticar a la Fiscal General de la República, dadas las posturas que asumió en el pasado, en lugar de apoyarla decididamente y sin ambages, reconociendo así lo valioso de las posturas que ha asumido en el presente.

2.- Hay personas que harán, incluso lo imposible, para impedir que aquellos que hoy rectifican se dirijan a este lado de la acera. Lo harán, en lugar de tender puentes en favor de la posibilidad de que se materialice una de las variables que sin un ápice de duda nos conducirá esperanzados a la victoria… SUMAR… esa es la variable.

3.- Hay personas que se han limitado a tratar con extraordinario rigor crítico y cuestionador la actuación desplegada por el diputado JULIO BORGES a lo largo de la confrontación que tuvo con el coronel BLADIMIR LUGO ARMAS, en lugar de referirse a la agresión imperdonable de la que él fue sujeto por parte de un individuo al que pudiéramos definir como un espécimen peculiar y particularmente salvaje de pitecantropoide contemporáneo.

4.- Hay personas capaces de cuestionar los errores que eventualmente han cometido algunos líderes opositores en medio del fragor del combate, en lugar de cuestionar la pasividad que ellos mismos han adoptado, aún siendo críticos de oficio, dentro de los imperturbables límites de su zona de confort.

5.- Hay personas que hallándose a escasos metros del lugar en el cual es practicada una aprehensión ilegal, caracterizada por su brutalidad, deciden activar su celular para dejar constancia gráfica de lo ocurrido, en lugar de protestar airadamente frente al hecho que ante sus ojos se desarrolla, haciendo algún esfuerzo por impedir que el abuso en curso se consume.

6.- Hay personas que decidieron apoyar la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente alegando que el presidente de la República estaba legitimado para hacerlo, en lugar de manifestar su rechazo frente a tan inconsulta actuación por ser violatoria de algunos de los principios constitucionales promovidos por aquel al que juraron veneración y lealtad eterna.

7.- Hay personas que creen, ingenuamente, que la Constituyente persigue, entre sus objetivos, el de alcanzar la paz, en lugar de percatarse del hecho, por ser obvio, de que no habrá paz mientras el gobierno propulse la aniquilación del adversario en vez de propiciar la convivencia y la tolerancia de cara a todo aquel que esté dotado de tal cualidad.

NO + DICTADURA

*Fiscal emérito del Ministerio Público y Abogado penalista
TW @eddirosales
Correo: eddirosales@hotmail.com

Sé el primero en comentar

Deja un comentario