En los Bicentenario no saben de dólar a Bs 10

El primer sistema cambiario, Dipro (cambio protegido) a Bs 10 se creó en 2016 para garantizar el acceso de alimentos. Pero en la actualidad, los supermercados administrados por el Estado son otros de los tantos que desafían la eficacia de este mecanismo.

Luego de un recorrido realizado por el equipo del Diario 2001, se pudo verificar que en la red de Abastos Bicentenario ubicado en San Bernardino, Caracas, hay poca variedad de productos alimenticios, de hecho los de primera necesidad se mantienen ausentes de los anaqueles.

Los precios, por su parte, son igual de elevados que en los supermercados privados, los cuales, ante la crisis económica se han visto obligados a importar mercancía con dólares paralelos. De los pocos artículos que expenden en la mencionada cadena de alimentos, se encuentran: cereales en hojuelas (Bs 6.420) papelón pulverizado (Bs 4.320), avena entre Bs 3.999 y Bs 6.195, pasta de 500 gramos (Bs 3.733), arvejas (Bs 2.650), sardinas (Bs 2.300) salsas de tomate en Bs 2.484 y otros productos de limpieza como jabón en polvo en Bs 3.269 y Bs 6.790.

Entre los alimentos más costosos está el endulzante “Montalbán” como sustituto del azúcar en Bs 19.389.

Por otro lado, las áreas de charcutería, carnicería, pescadería y lácteos quedaron en el olvido. Las neveras funcionan como exhibición, éstas lucen vacías y dañadas.

Disparidad. Según cifras de Ecoanalítica, firma de consultoría económica, en el primer trimestre del año, las importaciones efectuadas por instituciones públicas -como el Ministerio de Alimentación- que alcanzaron los 5.622 millones de dólares fueron financiadas a la tasa oficial más baja (10 bolívares)

Entre las compras estuvieron las cajas que distribuyen los Clap y diversos rubros básicos.

El presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco), Roberto León Parili, lamenta que el Gobierno descuide la situación de desabastecimiento y la inflación para ocupar sus recursos en asuntos políticos. “El país colapsó hasta el punto que ya no se importa al precio que se debería”, asegura.

Desconocimiento. León Parili no se explica cómo a estas alturas, las importaciones de alimentos que son liquidadas a un dólar preferencial protegido, se venden a precios tan altos en los distintos mercados, públicos y privados. “Es increíble”, dijo.

Fuente: 2001

Sé el primero en comentar

Deja un comentario