4 Pasos para tener una piel radiante

Happy girl looking at her face in mirror after bath

¿Qué pensarías si te decimos que puedes recuperar la luminosidad de tu piel en solo una semana? Y lo mejor es que no tendrías que hacerte ningún tratamiento estético, ni siquiera cubrirte del sol… Créenos ¡es posible! Sigue leyendo y descubre los 4 pasos esenciales para tener una piel radiante.

La contaminación atmosférica, los restos de maquillaje y hasta los mismos productos para removerlo tienden a irritar la epidermis. En estos casos, los resultados pueden manchas rojizas o una apariencia cetrina, nada favorecedora.

Aunque no se trata de remedios instantáneos, sin duda te ayudarán a mejorar tu apariencia.

PASOS PARA TENER UNA PIEL RADIANTE

HIDRA-NUTRICIÓN

Todo parte de una buena alimentación; de hecho, ésta refleja qué tan saludable somos. Por eso, es importante que consumas suficientes proteínas, frutas y verduras; al tiempo que minimizas la sal y el azúcar.

Por otra parte, mantenerte hidratada al tomar agua, jugos e infusiones naturales repercutirá positivamente. Si te aburres del sabor, puedes optar por la de ozono y saborizarla con limón o un mix de hierbas.

ACEITE DE COCO

En los últimos tiempos de ha vuelto cada vez más popular ¡y con razón! Fragante y natural, es casi un milagro embotellado. Para tener una piel radiante, lo único que debes hacer es aplicar unas gotas una hora antes de acostarte.

ESPUMA GRANULADA

No es un juego de palabras, pero sí la textura que debe tener tu exfoliante. Entre las alternativas caseras, tienes los cristales de aloe vera, el azúcar no refinado y otros. Este paso es clave para tener una piel radiante, pues elimina las células muertas, el exceso de grasa y refresca el cutis.

También lo puedes utilizar en todo tu cuerpo, en especial en zonas como codos, rodillas, pies e incluso en la espalda y escote.

MASAJES

Otro de los hábitos más simples es masajear tu piel. Al hacerlo, activas la circulación y contribuyes a la rápida absorción de los compuestos que hayas elegido.

El truco es usar las yemas de tus dedos, y muy gentilmente, hacer pequeños círculos o movimientos en un mismo sentido: hacia arriba.

Cuando se acercan los meses más cálidos, es tiempo que te apliques en tu rutina de belleza.

Fuente: Eme de Mujer

Sé el primero en comentar

Deja un comentario