Hace 20 años Mike Tyson le mordía la oreja a Evander Holyfield

El boxeo es considerado un deporte en el que se desborda adrenalina y acción que se ve reflejada en la técnica de dar golpes con los puños a un contrincante dentro de un cuadrilátero.

Se asemeja al arte en la combinación de realizar golpes con velocidad, fuerza, precisión y contundencia para derrotar al rival.

Hace 20 años, en el MGM Grand Arena de Las Vegas, Evander Holyfield, campeón reinante de los pesados le otorgaba la revancha a Mike Tyson. Un combate esperado y en el que se deseaba mucha acción.

Polémica previa a la pelea

Mike Tyson, el campeón más joven del peso pesado, conquistó su primera corona en 1986 con 20 años y cuatro meses al noquear a Trevor Berbick, llegó a esa pelea después de perder la corona siete años antes de modo sorprendente ante James “Buster” Douglas.

Tyson pasó más de cuatro años sin pisar un cuadrilátero debido a la condena de seis años (cumplió la mitad) de cárcel por la acusación de violación de Desiré Washington, una aspirante a “miss’”.

El llamadio “Ironman” llegó al combate contra Holyfield, que desposeyó a “Buster” Douglas de los títulos que había ganado a Tyson.

Posteriormente, Holyfield le ganaba en un primer combate a Tyson. Fue un duelo de mucha polémica puesto que el réferi no sancionó un cabezazo de Holyfield, práctica a la que el de Alabama era muy aficionado, en el sexto asalto que abrió una ceja y descentró al púgil de Brooklyn. Siete meses después le concedió la revancha.

El combate

Se repitió la historia y Holyfield volvió a sacar provecho de sus cabezazos en el segundo asalto, abriendo una ceja a Tyson, que esperó al siguiente “round” para protagonizar un incidente que dio la vuelta al mundo. A continuación reviva este momento.

Tyson primero mordió la oreja derecha del campeón. Un pequeño lóbulo de la oreja de Holyfield sería encontrado más tarde sobre la lona del “ring”. El árbitro Millis Lane sancionó a Tyson con dos puntos. Tras reanudarse la pelea, hubo otro abrazo y otro mordisco de Tyson, ahora en la oreja izquierda de Holyfield.

Revelación de Tyson

En 2010 admitió que en el combate ante Holyfield “iba hasta las cejas de cocaína” y que hacía años que utilizaba “un pene falso con orina limpia” para no ser cazado en los controles antidopaje.

“Fueron las drogas. Solo pensaba en las drogas. Yo creía que era Dios, me sentía como Dios. Pero lo hecho, hecho está. No pensaba en el boxeo cuando le mordí. No me preocupaba el boxeo”.

Agregó que “está mal lo que hice, muy mal. Me volví como loco. Mi vida entera ha sido una mentira. ¿Quién soy yo? Me siento incómodo cuando la gente me adora y me quiere. Me siento sucio”, reconoció Tyson en una entrevista a “The Guardian”.

Holyfield: Lo he perdonado

“En ese momento en mi esquina mantuve mis pensamientos en Dios y luego me las arreglé para perdonarlo. En el mundo del boxeo soy conocido porque fui capaz de perdonar. Hoy en día, Mike y yo, tenemos una buena relación, una relación cordial. Hacemos cosas juntos y trabajamos juntos para tratar de hacer crecer el boxeo”, declaró Evander Holyfield a ‘Globoesporte’.

Tyson le “devuelve” la oreja Holyfield

La histórica mordida ha sido tratada hasta con sarcasmo por los propios protagonistas, una prueba de ello es una publicidad en la que Tyson le “devuelve su oreja” a Holyfield.

Fuente: Globovision

Sé el primero en comentar

Deja un comentario