“Secuestro” de holandeses “dificulta” diálogo de paz con ELN

El presunto secuestro por parte del ELN de dos periodistas holandeses en Colombia “dificulta” los diálogos que esa guerrilla, la única activa del país, mantiene con el gobierno para superar medio siglo de conflicto armado, informó este martes una fuente oficial.

“El repudiable secuestro de periodistas holandeses como cualquier secuestro, dificulta negociaciones con ELN”, escribió el jefe negociador del gobierno con esta guerrilla, Juan Camilo Restrepo, en su cuenta de Twitter.

Los periodistas Derk Johannes Bolt y Eugenio Ernest Marie Follender fueron retenidos el lunes en el municipio de El Tarra, en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, “presuntamente” por integrantes de un frente del Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista), según las autoridades.

El grupo rebelde, que actualmente sostiene negociaciones de paz con el gobierno en Quito, aún no confirma ni descarta que tenga en su poder a los reporteros y dijo en Twitter que está “investigando para ayudar a esclarecer el caso”.

Los insurgentes respondieron este martes a periodistas que aún no tienen “información interna” sobre el caso y advirtieron que “en el momento hay fuertes operaciones militares y por esa razón se ha hecho difícil la comunicación” de sus “unidades en la zona”.

“Se trata de una región atravesada por el conflicto armado; en ese contexto, la posibilidad de efectuar privaciones temporales de la libertad a personas desconocidas y ajenas a las comunidades, se corresponde con una actitud preventiva, de ejercicio de protección y seguridad, natural para cualquier fuerza insurgente”, sostuvieron más tarde en un comunicado.

El ELN indicó que en caso de que los dos comunicadores estén en su poder, velarán por su integridad y abogarán por una “pronta liberación coordinada con la comisión humanitaria correspondiente”.

– Garantías para la prensa –

Por su parte, la Fundación para la Libertad de Prensa de Colombia (Flip) pidió este martes garantías para la prensa en la zona del Catatumbo, donde aseguran ocurrió el rapto de los reporteros.

“En esta región del país se han presentado 5 de los últimos 6 secuestros a periodistas en los últimos años. El Catatumbo no puede seguir siendo un territorio vedado para la prensa y por eso esta organización hace un llamado a las autoridades para que se refuercen las garantías al periodismo en esta zona”, dijo en un comunicado la ONG, dedicada a la defensa de los reporteros en Colombia.

Según la Flip, “Bolt y Follender, presentador y camarógrafo de la cadena holandesa KRO-NCRV, estaban realizando un reportaje sobre familias biológicas de niños colombianos adoptados por personas en Europa”.

Los reporteros trabajan para el programa Spoorloos, que ayuda a holandeses adoptados a encontrar a sus familiares biológicos en todo el mundo. Su página web afirma que, desde su lanzamiento en 1990, han recibido más de 1.000 peticiones de ayuda anuales.

“Dado que el ELN opera en esta zona, ha estado involucrado en otros casos de secuestros a periodistas y teniendo en cuenta que la Fuerza Pública los señala como presuntos responsables, la Flip le exige a este grupo armado que esclarezca su rol en este episodio”, dijo la ONG.

Además del ELN, en el Catatumbo operan otros grupos armados como Los Pelusos, un pequeño reducto disidente del desmovilizado Ejército Popular de Liberación (EPL).

En mayo de 2016, la periodista colombo-española Salud Hernández y dos reporteros colombianos del canal de televisión RCN fueron secuestrados por el ELN en El Tarra.

Fuente: Canal de Noticia

Sé el primero en comentar

Deja un comentario