Tuberculosis se adueña de los calabozos

El Ministerio del Servicio Penitenciario no se ha pronunciado con respecto a este problema que afecta a los presos

 

Elisio Guzmán, director de la Policía del estado Miranda, denunció que los presos que ocupan sus calabozos están padeciendo la llamada “enfermedad del hambre”, debido a la falta de alimentación adecuada, además del hacinamiento que sufren estos reos en las celdas.

Indicó que se ha detectado tuberculosis en uno de los detenidos en Charallave, municipio Cristóbal Rojas, y advirtió que el resto de la población reclusa, la mayoría procesada en juzgados penales, está prácticamente “condenada a morir” por esta enfermedad, la cual es de fácil y rápida transmisión. Este es el tercer caso en un año y uno de ellos falleció luego de que un tribunal lo dejara en libertad después de dictarle una medida humanitaria.

“Esta semana corroboramos otro caso de tuberculosis dentro de las celdas del Centro de Coordinación Policial Número 2, donde un privado de libertad, de 33 años de edad, venía presentando malestares, por lo que fue trasladado a un centro asistencial donde le hicieron los exámenes que determinaron que la bacteria Mycobacterium está alojada en su cuerpo”, dijo Guzmán.

También afirmó que Polimiranda no tiene las condiciones para mantener por mucho tiempo a los detenidos, debido a que quienes sufren de tuberculosis necesitan reposo y una buena alimentación, además de respirar aire puro. “¿Cómo hace eso un privado de libertad en espacios que dejaron de ser transitorios para volverse de estancia permanente?”, afirmó el director de Polimiranda en alusión al compromiso que contrajo la ministra del Servicio Penitenciario, Iris Varela, con los jefes de policía de descongestionar los calabozos el año pasado.

Los reclusos también sufren patologías como epilepsia, colostomía, escabiosis, entre otras, y se les dificulta conseguir y costear una alimentación adecuada y encontrar los medicamentos que necesitan. La autoridad policial manifestó que en ocasiones los funcionarios costean la comida y medicinas de los privados de libertad.

Guzmán señaló que ningún organismo se ha pronunciado.

Fuente: El Nacional

Sé el primero en comentar

Deja un comentario