¿Sabes qué es la Hipogalactia?

La lactancia es una etapa muy importante durante el crecimiento de tu bebé, y seguramente has oído historias de familiares o amigas que no han podido alimentar a sus hijos de forma natural. Si la duda de si producirás suficiente leche ha pasado por tu mente sigue leyendo, te hablaremos sobre la Hipogalactia.

 

Cuando se es madre, sobretodo primeriza, se tienen muchas dudas acerca del proceso de lactancia. Después de todo será la fuente de alimentación principal del bebé.

¿TE PREOCUPA SI PRODUCIRÁS SUFICIENTE LECHE PARA TU BEBÉ?

Lo primero que debes saber es que todas las mujeres tienen la capacidad de producir leche para su bebé. Desde la adolescencia las glándulas mamarias se preparan para la lactancia, pues durante ella se experimenta un aumento en el tamaño de las mamas, areola y pezón.

Sin embargo, algunas madres no producen suficiente leche para alimentar a los bebes y optan por incorporar alimentos sustitutivos de manera precoz. A esto se le llama Hipogalactia, esto puede deberse al estrés, obesidad, diabetes, desequilibrio hormonal. Las causas son variadas, y puede ser una disminución temporal o permanente.

Debes tener en cuenta que sin importar la alimentación que lleves producirás leche de calidad para tu bebé, pues el cuerpo de la mujer usa el mismo patrón al momento de fabricar la leche. El estrés y el temor pueden ocasionar la reducción de su producción sin embargo, no perderás la capacidad de dar de comer a tu hijo.

No debes preocuparte por el tamaño y la forma exterior de tus senos pues esto no influye, siempre que lo pongas en tu pecho cada vez que lo desee, obtendrá lo necesario porque mientras más mame, más leche producirás.

Es importante que no dejes de alimentar al bebé, pues su estimulo es el principal factor que motiva la producción de leche. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia exclusiva hasta los seis meses de edad.

Durante los primeros meses es normal que tu bebé llore y pida comer constantemente. No creas que es porque tu leche es insuficiente. Sin embargo, debes estar atenta a su peso y orina, si notas algo va mal consulta al pediatra.

ALGUNOS CONSEJOS PARA NO PADECER HIPOGALACTIA:

  • Debes comenzar la lactancia, lo más pronto posible luego del parto.
  • Mantente relajada y ten paciencia.
  • Tus pechos producirán leche a medida que el bebé aumente sus necesidades. Por lo que el bebé debe alimentarse frecuentemente, tanto de día como de noche.
  • Procura que el bebé terminé con un pecho antes de ir al otro.
  • Duerme bien, el descanso es fundamental.

Fuente: Eme de Mujer

Sé el primero en comentar

Deja un comentario