Cruz Roja Venezolana ha atendido a 215 personas durante las protestas

El presidente de la organización indicó que capacitan a estudiantes y que “investigar, opinar o denunciar” contraviene su principio fundamental de neutralidad

Desde hace un mes y medio cuando empezaron las protestas en oposición al gobierno de Nicolás Maduro, la Cruz Roja Venezolana ha brindado atención a 215 civiles y miembros de las fuerzas de seguridad del Estado. La mayoría de los lesionados presentaron afecciones respiratorias, impacto de perdigones, de proyectiles y quemaduras.

El servicio es posible gracias a un equipo de alrededor de 700 socorristas certificados y activos en todo el territorio que han brindado apoyo a los heridos cerca de las zonas donde ocurren las manifestaciones o los trasladan a centros de salud.

La CRV tiene, además, ocho hospitales y 38 ambulatorios en donde igualmente han ofrecido asistencia médica a los heridos en las protestas.

Mario Villarroel, presidente de la organización, recordó que su misión principal, como parte de un movimiento internacional, es dar alivio al sufrimiento humano.

Explicó que en este contexto la CRV ha sido criticada sobre cuál es su papel, pero insistió en que han recibido solicitudes de acciones que no se corresponden con los principios fundamentales del movimiento internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.

El abogado y doctor en Ciencias Penales destacó que la CRV ni el Comité Internacional pueden tomar partido en controversias de tipo político, ideológico o religioso. Afirmó que “no está dentro de las atribuciones de la organización investigar, denunciar u opinar” y que hacerlo contravendría su deber de ser neutrales e imparciales.

“Es por estas características que hemos mantenido nuestras credibilidad”, agregó.

Villarroel indicó que en las últimas semanas la CRV ha brindado apoyo a través de donaciones de material quirúrgico a 12 hospitales públicos y al facilitar agua potable a manifestantes, militares y policías.

Por más de 42 días la organización, fundada en el país en 1895, ha mantenido salas situacionales donde las protestas se han recrudecido: en Caracas, Lara, Mérida, Barinas, Carabobo, Zulia y Anzoátegui.

Capacitación. El presidente de la CRV indicó que una de sus direcciones que cobra más importancia en esta oportunidad es la de Socorro. Señaló que entre el 13 y el 14 de mayo capacitaron a 160 estudiantes de Medicina de la Universidad Central de Venezuela en primeros auxilios, cursos que figuran como los más completos que se dictan en el país.

Expresó que la mayoría de los grupos que asisten a los manifestantes en las protestas han recibido formación de la organización, pero que el deber de sus voluntarios “no es ser carne de cañón” y que necesitan trabajar en condiciones seguras.

Entre 2015 y 2016 fueron instruidas en primeros auxilios 4.000 personas que obtuvieron su certificado. “Donde nos van llamando o donde podemos penetrar entonces prestamos este tipo de servicio”, dijo.

Otra crítica que ha recibido la CRV se relaciona con la visita a los presos políticos. Villarroel aclaró que el tema “corresponde estrictamente al comité internacional”, quien debe hacer gestiones con las autoridades correspondientes. “Estas son las que permiten, o no, el acceso a los privados de libertad”.

DATO

El director nacional de Socorro de la CRV, José Ramón González, indicó que este programa tiene cuatro ejes: formación sobre el movimiento, atención primaria de salud, gestión de riesgo y liderazgo. Precisó que la capacitación dura aproximadamente un año. Quienes estén interesados en recibir información al respecto pueden llamar al número (0212) 578 0997 o visitar la página web de la organización www.cruzrojavenezolana.org

Fuente: El Nacional

Comentarios desde Facebook

Sé el primero en comentar

Deja un comentario