Estaba fugado de la cárcel y “se cayó” por una foto en Facebook

Giulio Perrone de 64 años de edad, tenía diez años huyendo de la justicia italiana y pertenecía al primer círculo de la mafia Nápoles. Tenía 20 años de prisión por tráfico de drogras y logró evadirlos escapando del país y estableciéndose en Tampico, en el estado de Tamaulipas en México, según publicó el portal de Honduras “La Prensa”.

La escapada, que parecía perfecta, no le duró mucho, pues debido a varias publicaciones que hizo en su Facebook, el mafioso fue rastreado y atrapado por la Interpol en México. Para crear la cuenta en esta red social, el sujeto usó su nombre y reemplazó su primer apellido colocándose el de su madre para “despistar” a la justicia.

Perrone acostumbraba a publicar fotos y poemas con una mujer que presuntamente es su esposa, siendo una foto con la mujer lo que hizo que la policía diera con el hombre.

Fuente: 2001

Comentarios desde Facebook

Sé el primero en comentar

Deja un comentario