Situación en Venezuela también afecta a Grandes Ligas criollos

El diario The New York Times realizó un reportaje en el que aborda la situación de los beisbolistas venezolanos de las Grandes Ligas, quienes desde hace al menos tres años han tenido que ayudar a sus familiares residenciados en Venezuela al enviarles los enseres básicos que no encuentran. Otra problema que enfrentan es la inseguridad, que los priva de visitar su país natal.

“Los beisbolistas utilizan diversas formas para enviarle dinero y suministros básicos a sus familiares y amigos de Venezuela, a veces le piden a la gente que visita el país que lleven los artículos”, señala el texto publicado el fin de semana, en paralelo al inicio de la participación de la selección criolla en el Clásico Mundial de Beisbol.

El caso que destaca el diario es el de Wilson Ramos, receptor de las Mantarrayas de Tampa Bay, quien fue secuestrado en 2011 por 50 horas. Ese suceso lo marcó y tomó la decisión de mantener a su familia en Estados Unidos, principalmente tras el nacimiento de su hijo en 2014.

Carlos González, un jardinero de los Rockies de Colorado, se sintió muy incómodo el año pasado cuando, tras tres años de ausencia, visitó a su familia y amigos en Venezuela antes de la temporada 2016: por primera vez necesitó andar con guardaespaldas.

Fuente: 2001

Comentarios desde Facebook

Sé el primero en comentar

Deja un comentario