La Salmonella es la bacteria más resistente a los antibióticos en el país

Hasta 20% de resistencia a los antirretrovirales se ha detectado en el país. Esta cifra podría llegar al 40% según especialistas.

En Venezuela, las bacterias también se están haciendo resistentes e incluso multirresistentes a los antibióticos. La Organización Mundial de la Salud (OMS), publicó el pasado 27 de febrero una lista de 12 familias de bacterias resistentes a los medicamentos actuales, haciendo énfasis en la necesidad de crear nuevos tratamientos.

El doctor Alejandro Rísquez, jefe del departamento de Medicina Preventiva y Social de la Escuela Luis Razetti de la Universidad Central de Venezuela, explica que el uso indiscriminado de los fármacos es la causa principal de esta resistencia.

Explica que en el país, dentro del grupo de bacterias que se ha vuelto resistentes a los medicamentos se encuentra la Salmonella.

La salmonelosis y la fiebre tifoidea son las enfermedades que provoca esta bacteria que, de no tratarse a tiempo, puede llegar a ser letal.

“Cuando el organismo crea resistencia, el paciente puede quedar en estado portador, es decir, no presenta síntomas pero igual puede contagiar a otros”, explica Rísquez.

Afirma que el parásito Plasmodium, causante de la malaria, también se ha vuelto resistente a los antibióticos, específicamente a la artemisinina.

Esta enfermedad puede producir la muerte en pocas horas si no es tratada debidamente, agrega el especialista.

Rísquez quien también es epidemiólogo, afirma que ante este problema, se ha optado por prescribir fármacos combinados que resultan más costosos.

El experto explica que tomar fármacos sin control o con interrupciones ha incrementado este problema en los últimos años. Por este motivo, la resistencia al tratamiento antirretroviral (TAR) también forma parte de este grupo de bacterias resistentes, según Rísquez.

“Hasta 15 o 20% de resistencia a los antirretrovirales se ha detectado en el país. Esta cifra podría fácilmente llegar al 40%. El problema es que los pacientes en Venezuela se ven obligados a cambiar el tipo de medicamento o de suspenderlo ”, puntualiza Rísquez.

El epidemiólogo asevera que cuando se someten a los agentes microbianos a un mal uso de fármacos, pueden crear resistencia.

Llega un momento en el que se acostumbran y se vuelven resistentes, asevera.

El exceso crea resistencia

Acortar el tiempo designado para el tratamiento o tomar una dosis menor a la indicada, puede crear resistencia. Sin embargo, el exceso de fármacos también puede desencadenar este problema, resalta Rísquez. Así es el caso de la gripe. El doctor precisa que ante síntomas gripales, las personas tienden a automedicarse sin autorización de un especialista.

Rísquez asegura que la resistencia contra la rimantadina amantadina es elevada.

“El oseltamivir también está dentro del grupo de medicamentos contra la gripe. Es una tasa solo del 2% de resistencia pero si no se toman las medidas preventivas puede aumentar”, argumenta el experto.

Cambian de huésped

Por su parte, el pediatra e inmunólogo Joselit Torres añade que la resistencia bacteriana también se puede traspasar de un cuerpo a otro.

“A través de la saliva se pueden transmitir no solo enfermedades sino este tipo de resistencia. Esto significa que cada día más personas se están haciendo resistentes a los antibióticos. Por eso los niños no deben acudir a los hospitales sin necesidad pues es un lugar donde mayor cantidad de microorganismos multirresistentes hay”, afirma Torres.

Es importante acudir al médico antes de tomar antibióticos, esto con el fin de determinar el tipo de afección que se tiene. “Cuando es viral no son necesarios los antibióticos porque se propicia la resistencia bacteriana”, comenta Torres.

El doctor argumenta que la amoxicilina, tiene una tasa de resistencia de más del 60%.

“De cada 10 pacientes que la toman, sólo cuatro responden favorablemente al fármaco”, indica el experto.

Fuente: El Universal

Sé el primero en comentar

Deja un comentario