Los niños también sufren de alopecia debido al estrés

La presión escolar y la situación del país pueden producir esta condición.

El estrés, ese estado de cansancio mental que suele provocar trastornos físicos y mentales, no es exclusivo de los adultos. Los niños también lo padecen y se ve reflejado en ciertos aspectos, hasta en la pérdida de cabello.

Denise Mago, dermatóloga de la Clínica Vista Alegre y del Centro de Bienestar Activo en el centro comercial Vizcaya, explica que se ha incrementado la alopecia areata en los pequeños, lo que es una consecuencia directa del estrés que padecen los pequeños.

“La presión escolar y la situación del país hace mella en los niños. Ellos hacen colas con sus padres, los escuchan hablar de los problemas que hay, a veces los padres tampoco tienen para mandarles desayuno o merienda al colegio y eso hace que los niños desarrollen estrés”, explica la doctora Mago.

Agrega que la alopecia areata es la que se produce cuando hay estrés y se llama así porque el lugar donde quedan los huecos debido a la caída del cabello son completamente circulares.

“Esta alopecia aparece en cualquier lugar del cuero cabelludo, aunque es más común que salga en la parte de arriba de la cabeza. Son de diferentes tamaños y pueden salir varias hasta que se unen en una sola”, comenta la galena.

Señala que en los niños, casi siempre es la mamá la que descubre la alopecia porque en los niños tiende a salir debajo del cabello sano. “Las mamás se dan cuenta cuando peinan a los niños o le lavan el cabello porque suele salir debajo del cabello sano. Es importante que una vez sea detectado acudan al dermatólogo y no lo lleven a la peluquería”.

La especialista indica que un 90% de los padres va primero a la peluquería con el niño que al dermatólogo y explica que eso no debe ser debido a que mal diagnostican la afección del pequeño.

“En la peluquería dicen que es un hongo y no es así. Cuando se tiene un hongo en el cuero cabelludo éste se presenta como si el cabello estuviera cortado al ras, mientras que la alopecia no deja ni un cabello en el sitio donde se cae”, dice Mago.

Una vez en el dermatólogo éste realiza varias pruebas entre la que destaca una fluorescencia que confirmará la alopecia. Igualmente una vez dado el diagnóstico el tratamiento suele ser tópico, con fórmulas que se mandan a preparar.

La doctora resalta que a menos que sea una alopecia muy grave lo que se hace es que se infiltra el cuero cabelludo cada 15 días para así lograr que crezca pelo nuevo.

Añade que esta condición puede reincidir, tanto en los niños como en los adultos y señala que en estos últimos también ha habido un crecimiento en las consultas debido a la alopecia producida por el estrés.

Indica que el único síntoma que una persona tiene al sufrir alopecia es precisamente la caída de cabello localizada y que en los niños se debe estar pendiente debido a que a éstos les suele salir por debajo del cabello sano, a menos que sea muy aguda y se note a simple vista.

Fuente: El Universal

Comentarios desde Facebook

Sé el primero en comentar

Deja un comentario