Familia intoxicada por comer yuca amarga requiere con urgencia Epamin

Una familia trujillana, integrada por una mujer y sus cuatro hijos, se intoxicaron al comer yuca amarga, según las pesquisas preliminares. La más pequeña de la casa, una niña de dos años, murió tras presentar múltiples convulsiones. La infante fue trasladada al hospital “José Vasallo Cortez” de Sabana de Mendoza, donde falleció cinco horas después por la falta de equipos para lavados y ambulancia.

Según reseñó Panorama, la ingesta de la yuca ocurrió en el almuerzo, el lunes 20 de febrero, en la casa de la familia García Sojo, en La Floresta de Sabana de Mendoza, municipio Sucre, al oeste del estado Trujillo. Tras la complicación, la madre acudió con la niña al centro de salud, pero su caso ameritaba traslado urgente al Hospital Central de Valera, cosa que no ocurrió, y a eso de las nueve de la noche falleció.

El complicado caso puso en alerta máxima a las autoridades sanitarias, que en medio de la atención a la niña de dos años, no solo atendieron a la madre que empezó a presentar síntomas de intoxicación, sino que los otros tres hijos, de cuatro, ocho y diez años que eran ingresados al centro de salud con el mismo cuadro clínico.

Tras 24 horas de la intoxicación de la madre y sus tres hijos, están bajo estricto control médico en el principal centro de salud de la región. La niña de ocho años, requiere con urgencia Epamín, tratamiento para las crisis convulsivas generalizadas.

Fuente: 2001

Sé el primero en comentar

Deja un comentario