Le rezan a 10 santos para cuidar el carro

Querer tener el sistema de seguridad más básico, como una alarma en el carro, se ha vuelto un lujo en el país.

Quienes poseen un vehículo han optado por dejarlo a “la buena de Dios” en cuanto a la protección. Las cotizaciones en compañías de seguros aumentan de forma exorbitante y cada vez son menos los que pueden pagar el sistema más sencillo para un automóvil.

Desde junio del año pasado se ha presentado un aumento progresivo en los precios de las alarmas. Si la más sencilla se ubicaba en Bs. 30.000, ahora puede costar más de 100.000 bolívares.

Esto ha provocado una baja en la demanda del producto al menos del 70%, desde marzo del año pasado.

La mayoría de estos sistemas son importados y así como aumenta desmesuradamente el precio, conseguirlos también es una tarea difícil. Así se constató en un recorrido realizado por el Diario 2001 a varios talleres especializados.

Daniel Rodríguez, encargado de Carrocerías y Accesorios J.R., ubicado en El Paraíso, afirmó que los clientes optan por asegurar los rines o el capó del carro a tener algún otro tipo de protección. Estos pueden costar más de 40.000 bolívares.

Alfredo Tovar, gerente del local Andrea Vira, del mismo sector, confirmó que las ventas de alarmas van “palo abajo”.

“De seis alarmas mensuales que vendíamos, ahora solo se llevan una. Tenemos 20 que nos duran un año, los precios son muy altos”, concluyó.

El dato

90 mil bolívares es lo que cuesta una alarma sencilla para un carro cuatro puertas. De ahí en adelante puede llegar hasta 300.000 bolívares.

A esto se le suma la mano de obra que puede estar en Bs. 30.000.

Fuente: 2001

Comentarios desde Facebook

Sé el primero en comentar

Deja un comentario